•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Tanto la alcaldesa, Carmen Heras, como el presidente de la Diputación, Juan Andrés Tovar, coinciden en la necesidad de que el sello Womad siga ligado a la ciudad, o al menos en dejar abierta aún la puerta a la negociación con los organizadores del festival. Ambos señalan que "aún es posible un acercamiento" y a apelan a la voluntad de diálogo de todas las partes implicadas para que el Womad 2008 venga a Cáceres.

Para Heras de trata de un evento importante para ciudad tanto por la aspiración de Cáceres a convertirse en Capital Europea de la Cultura, como por la contribución a la economía de la ciudad de la gente que moviliza esta cita intercultural. "No se puede estar peleando por Cáceres 2016 y cerrar las puertas a un evento mundial como este" señaló Heras ayer a EL PERIODICO, "aunque hay que plantear mejoras", matizó.

La edil reconoció que ella fue la única que defendió la idea de no cerrar el diálogo con el festival aún en la reunión extraordinaria del consejo rector del Consorcio Gran Teatro –a la que no asistió Juan Andrés Tovar– en la que se dio a conocer la carta en la que Womad Ltd. comunicaba que "ha decidido retirar el proyecto Womad de la Ciudad de Cáceres de forma definitiva", según constaba en el escrito.

"Esperamos que Womad tienda la mano y que todas las partes se abran a la negociación", manifestó ayer la edil sobre la reunión que mantendrán en Londres la directora de Womad España, Dania Dévora, y el director artístico de Womad, Thomas Brooman. Para Heras, "si durante 16 años se han encontrado soluciones a los problemas que se iban planteando, ahora también se puede".

Sobre el festival alternativo que la Consejera de Cultura, Leonor Flores, anunció el viernes, Heras cree que se podría diseñar una fórmula mixta "para que ambos fueran compatibles".

AUN HAY TIEMPO Más escéptico con esta posibilidad se mostró ayer el presidente de la Diputación, Juan Andrés Tovar, que duda de que ambos festivales tuvieran cabida en la ciudad si se retoma el diálogo con Womad. A su juicio, el festival anunciado por la consejera "es una alternativa si Womad no se recupera, pero incompatible con el festival multiétnico", señaló.

Tovar, que no asistió a la reunión del Consorcio por problemas de agenda, cree que aún "estamos a tiempo de buscar la solución que más beneficie a Cáceres, pero hay que conocer también la disposición de Womad a retomar el diálogo, y hasta qué punto la dirección del festival está cerrada en su postura". El presidente de la diputación provincial se sorprendió de cómo se habían precipitado los acontecimientos y zanjó: "Si Womad da margen para negociar, hay que aprovecharlo y utilizarlo en beneficio de Cáceres".

Ayer se sucedieron de nuevo las reacciones sobre la decisión de Womad. Así, el presidente de la Asociación de Hosteleros, César Martín, lamentó la decisión porque "Womad era ya una marca consolidada y aunque se cree otro festival, no tendrá la misma repercusión", dijo.


Galería de imágenes