•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El ayuntamiento ha exigido a la junta de compensación de la urbanización de nueva creación junto a la avenida Rafael Alberti que arregle las deficiencias de las calles de las unidades de ejecución 181 y 182. Estas vías aún no han sido recepcionadas -es decir, que aún no son de propiedad municipal- por el consistorio, que no lo hará hasta que se solucionen todos los desperfectos que se han detectado, según aseguró ayer el concejal de Urbanismo, Fernando Bote.

La junta de compensación, formada por los dueños de la zona y la promotora que ejecutó la urbanización, comenzó el lunes a subsanar los problemas. "Les hemos dicho que tiene que fresar las calles -lo que hacen desde el lunes- y después echar una nueva capa de rodadura, además de arreglar los acerados y el alumbrado, del que también hemos recibido quejas", dijo el edil.

Algunas de las calles afectadas son Bernardo María Calzada, Puebla de la Reina, Ribera del Fresno, Corte de Peleas o Entrín Bajo. Está previsto que la promotora haya solucionado todo en un mes, que será cuando el consistorio recepcione las vías.

Bote contó ayer en el programa Café de estudio , de Radio Almendralejo, que llevan un año reuniéndose con la promotora para solucionar las deficiencias. "Después de muchas reuniones hemos conseguido que los trabajos comiencen. Debemos garantizar el interés de los ciudadanos y su calidad de vida", recalcó.

"Lo que teníamos que haber hecho en su tiempo -dijo Bote- era no entregar a los vecinos las licencias de ocupación de las viviendas de la zona hasta que no estuvieran todas las calles recepcionadas debidamente".

Algunos vecinos de la zona -las calles afectadas están perpendiculares a la avenida Rafael Alberti, detrás del edificio del Sexpe- se quejaban ayer en declaraciones a este diario de que la mayoría de las noches el alumbrado de las vías está apagado y afirmaron que cuando las farolas están encendidas y llueve con un poco de fuerza o hace viento se apagan, sin volver a encenderse.


Galería de imágenes