•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La empresa cacereña Senpa ejecutará la remodelación del segundo tramo de la calle Francisco Pizarro, comprendido entre las calles Cantones y Vistahermosa. La mesa de contratación de dicha actuación se celebró ayer y en ella se decidió adjudicar esta obra a la única empresa que se ha presentado a la licitación.

Según el concejal de Urbanismo, Fernando Bote, Senpa presentó una buena oferta y una serie de mejoras del proyecto inicial, que afectarán a los accesos y a la eliminación de barreras arquitectónicas al parque del Espolón. Además, ha ofertado la instalación de una serie de luminarias "de fundición" y elementos de saneamientos de mejor calidad. "Estas lámparas son como las que hay en el primer tramo, ya no se fabrican, salvo que sean por encargo. Son un poco costosas, pero muy buenas", señaló.

Senpa además se compromete a reducir en dos meses el plazo de ejecución, previsto en nueve meses. Por ello, la obra se ejecutará en siete meses. Ahora, dicha adjudicación debe aprobarse en la junta de gobierno local y firmar el acta de replanteo entre la empresa y el ayuntamiento. De este modo, las obras podrán empezar a principios de febrero, según previó Bote ayer. La reforma de la calle se hará con un presupuesto de 644.881 euros.

La remodelación de la calle Francisco Pizarro afectará a 5.500 metros cuadrados y consistirá en la sustitución completa del colector principal de la red de saneamiento y abastecimiento, nueva pavimentación de acerados y zonas peatonales. Además se construirá un nuevo espacio peatonal de unos 1.500 metros cuadrados en la confluencia con José Luis Mesías. Allí se levantará una plaza con una fuente ornamental y ajardinamiento con el objetivo de conseguir un espacio similar a la plaza de la Hierba. 61 árboles serán plantados y se reservarán unas 84 plazas de aparcamiento.


Galería de imágenes