•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ni las nuevas normas, ni el aumento de sanciones y radares y ni siquiera la amenaza de cárcel. Nada parece funcionar en la lucha contra la siniestralidad en las carreteras extremeñas. Y es que en el primer año completo de aplicación del carnet por puntos, el 2007, la sangría de víctimas en accidentes de tráfico no sólo no se ha reducido, sino que a día de hoy –a falta de 24 horas para cerrar el año– ya hay dos muertos más que el año pasado. Ayer mismo tuvieron lugar dos graves siniestros, ambos en la A-66, que se saldaron con dos personas fallecidas.

El último siniestro mortal tuvo lugar ayer mismo, un accidente en el que una mujer falleció y un hombre resultó herido muy grave. Según explicaron fuentes del Servicio de Urgencias y Emergencias 112, en torno a las cuatro y media de la tarde el turismo en el que viajaban ambas personas se salió de la A-66 (la Autovía de la Plata) a la altura del kilómetro 701, cerca de la localidad pacense de Fuente de Cantos.

Una vez fuera de la calzada el coche acabó volcando y los dos quedaron atrapados en su interior. La mujer falleció en el mismo lugar del accidente, mientras que el hombre, que se encuentra en estado muy grave, fue trasladado de forma urgente en un helicóptero sanitario hasta el Hospital Infanta Cristina de Badajoz, donde permanece ingresado, informa El Periódico Extremadura.

 

OTRO ACCIDENTE Horas antes, en la madrugada del sábado al domingo, una joven de 26 años falleció y otra resultó herida leve en un accidente ocurrido al salirse su vehículo de la carretera, la A-66, a la altura de Los Santos de Maimona. Al igual que en el caso anterior, las dos personas quedaron atrapadas en el interior del turismo.

Al llegar al lugar del siniestro los equipos sanitarios no pudieron hacer nada por salvar la vida de una de las ocupantes del vehículo, mientras que la otra, herida de carácter leve, fue trasladada al Hospital de Zafra.

Los datos facilitados por las direcciones provinciales de Tráfico, a través de la Delegación del Gobierno, son claros. En todo el 2006 un total de 111 personas se dejaron la vida en las carreteras extremeñas, una cifra que en el 2007 –y a falta de los datos del último día– alcanza ya las 113 víctimas mortales.

La parte positiva, o más bien la menos negativa, es que –al igual que en los dos años anteriores– la comunidad autónoma se sitúa muy por debajo de sus malas estadísticas históricas y del peor ejercicio reciente, que fue 1999 con 205 muertes.

A lo largo de la última década –entre 1997 y el 2006– han muerto 1.590 personas en accidentes de tráfico, con 159 fallecidos anuales y una víctima cada 2,3 días. En el caso concreto del 2007 esa ratio ha descendido un 30% y se sitúa en una muerte cada 3,2 días.

 

SORPRENDENTE Lo que sí resulta sorprendente al analizar las estadísticas es la diferente evolución de las cifras en las dos provincias extremeñas. En Cáceres los resultados del 2007 han sido los menos malos de la última década, con 26 muertes por las 52 del ejercicio anterior. Es decir, que la siniestralidad en las carreteras se ha rebajado nada menos que a la mitad a pesar de que, en realidad, se han producido más accidentes.


Galería de imágenes