•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Consejería de Sanidad y Dependencia, junto al Centro de Cirugía de Mínima Invasión Jesús Usón (CCMI), la Fundación Fundesalud, los servicios de cardiología de Cáceres y Badajoz y expertos de todo el país, han constituido un grupo de trabajo para desarrollar investigaciones que permitan aplicar los avances con células madre en los tratamientos de recuperación de enfermos con problemas cardiacos, especialmente para los casos de infarto. Así lo ha anunciado la Junta de Extremadura, que ha informado de que la semana pasada tuvo lugar en la región la primera reunión entre las partes para confeccionar el equipo de profesionales que participarán en este proyecto.

El objetivo principal de esta investigación será agilizar la regeneración de los órganos dañados en un infarto de corazón. En este sentido, el director general de Gestión del Conocimiento y Calidad Sanitaria de la Consejería de Sanidad y Dependencia, José María Vergeles, asegura que "la investigación en terapia celular es necesaria en nuestros días, ya que el tratamiento con células madre pueden dar beneficios al tratamiento para regenerar o revitalizar partes del corazón que han muerto tras sufrir un infarto agudo de miocardio". En este momento, según explica, todas las técnicas quirúrgicas y los fármacos utilizados con estos pacientes están dirigidos a intentar que llegue sangre a las partes del "corazón que han perdido vida". Y en este sentido, la ventaja que pueden tener las células madre reside en que "permiten disponer de tejido vivo desde el principio", agrega, informa El Periódico Extremadura.

Para desarrollar esta investigación, Vergeles considera "muy importante" contar con la aportación del CCMI. "El centro cuenta con unas instalaciones absolutamente singulares y necesarias, tanto en la investigación sobre modelos animales, como en técnicas de diagnóstico y de seguimiento tras la implantación de las células madre", subraya.

Hay que tener en cuenta que el CCMI ha sido incluido durante este año dentro de la Red de Investigación Nacional de Terapia Celular. Además, según adelantó el nuevo director científico de las instalaciones, Francisco Sánchez, hace un mes a este diario, sus líneas de trabajo irán encaminadas a diseñar y crear modelos experimentales de infartos de miocardio agudos y crónicos para probar en animales el resultado de los tratamientos con células madre.


Galería de imágenes