•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Junta de Extremadura estudia la nueva ley de caza, cuyo texto contemplará las aportaciones del sector cinegético. Por ello, la Administración regional abrirá un proceso participativo que se prolongará durante un año.

Según recoge EL PERIÓDICO EXTREMADURA, el director general del Medio Natural, Guillermo Crespo, presentó esta idea en la Comisión de Industria, Energía y Medio Ambiente de la Asamblea, a petición del Grupo Popular, que solicitó información sobre el nuevo texto que habrá de sustituir al vigente, que fue aprobado en 1990, aunque modificado en 2001.

Crespo determina que a día de hoy establecer un fecha para la llegada del texto a la cámara legislativa es "prematuro", debido a que el texto requiere de "un proceso participativo para que la ley sea sentida como suya por la mayor parte de los cazadores". Así, y aunque comenta que el compromiso electoral del PSOE de aprobar la nueva ley se extiende a toda la legislatura, comentó que "no sería deseable" que este proceso "superara un año de trabajo y consultas".

A partir de ese momento la Administración regional debería elaborar el texto definitivo "ya adaptado al mayor número de requerimientos deseables y posibles" y enviarlo posteriormente al trámite gubernamental y parlamentario. Según indica el director general, el texto deberá entender la actividad cinegética como "un recurso natural renovable y vivo, como algo que se puede disfrutar pero que debe ser utilizado de forma ordenada y racional dados los numerosos y dispares intereses que confluyen en su actividad, y que entre otros están los ecológicos, económicos y sociales".

Además, Guillermo Crespo admite   entre la administración y el ciudadano, de forma que se reducirá la burocracia.

Este nuevo texto debe anticiparse al futuro, según el director general, por lo que deberá adaptarse y prever la realidad del sector en los próximos años.

Por su parte, el diputado popular, Juan Parejo, indica que el sector cinegético espera como "agua de mayo" esta nueva ley. El parlamentario popular, que defiende la caza como un recurso importante para el medio rural, y que subraya que no es una actividad elitista, insta al director general a que en esta ocasión "no se caiga en el mismo error" de aprobar una normativa que no cuente con el respaldo del conjunto de actores implicados en el mundo de la caza.


Galería de imágenes