•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La demanda energética está creciendo en Extremadura a razón de un 8% al año. Así lo confirma la Junta, que sitúa en más de 4.500 gigavatios el consumo registrado durante el 2006, superando en un millar el que se había alcanzado cuatro años antes. Para responder a esta creciente necesidad, las energías renovables que pronto producirá la región jugarán previsiblemente un importante papel. Para que puedan ejercerlo, el consejero de Industria, Energía y Medio Ambiente, José Luis Navarro, se reunió esta semana con el presidente de Red Eléctrica de España (REE), Luis Atienza, con objeto de agilizar la conexión a la red de transporte de los proyectos de este tipo que van a ubicarse en tierras extremeñas.

Según indica el Gobierno autonómico en un comunicado, REE es el operador del sistema eléctrico que se encarga de garantizar la continuidad del suministro, así como de diseñar, construir y mantener la red de transporte, formada por las líneas y las subestaciones de 400 y 220 kilovoltios. Asimismo, debe facilitar el acceso a la red analizando las solicitudes de conexión y fijando las condiciones para llevarlas a la práctica.

"AVALANCHA DE SOLICITUDES" Por ello, Navarro se ha reunido con el presidente de REE para manifestarle la necesidad de que se tenga en cuenta, a la hora de revisar la planificación de la red de transporte, la nueva situación que se da en la región por la "avalancha" de solicitudes que se está registrando para la instalación de parques eólicos y plantas fotovoltaicas y termosolares, de acuerdo con la nota que publicó ayer la Junta. En este sentido, el responsable extremeño de energía destacó el "momento especial" que actualmente vive la comunidad, así como el cambio de escenario que se va a producir cuando se pongan en marcha estos proyectos.

Según el consejero, "después de mucho tiempo en el que han sido escasos los cambios que se han producido en este sector, más allá de las mejoras de las infraestructuras que se han producido en los últimos años, entramos en una nueva dinámica de la mano de las energías limpias". A su juicio, "el caso más llamativo" es el de la energía solar fotovoltaica, para la que las empresas distribuidoras ya han concedido puntos de conexión para más de 600 megavatios.

Sin embargo, reconoce que las redes de distribución que llegan hasta las poblaciones e industrias no tiene capacidad suficiente para soportar la conexión de las plantas eólicas y termosolares de gran potencia, por lo que se hace imprescindible la colaboración de REE, para facilitar el acceso a la red de transporte. Navarro considera que la evacuación de la producción a la red "no puede ser un obstáculo" para los promotores de los proyectos, a lo que Atienza contestó que Extremadura recibirá "el máximo apoyo" del ente que preside, tanto para apoyar la distribución como la generación de energía, y añadió que "la coordinación será total".

En cuanto al incremento de la demanda energética que está registrando la región, el responsable de REE consideró que "solo podría explicarse por actividad industrial, ya que la climatología ha sido benigna". Finalmente, la Junta apunta que el consumo horario máximo en invierno es de 1.480 megavatios por hora (4,6% del nacional), mientras que en verano se queda en los 1.220 megavatios por hora (3,5% del nacional).


Galería de imágenes