•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ahora es solo un terreno desbrozado, con clavos que sirven como señales y que viaja paralelo a apenas dos metros de la actual vía ferroviaria. En el año 2009, según las previsiones del Gobierno, será el primer tramo del tren de alta velocidad listo en Extremadura. Se trata de los primeros trabajos del futuro AVE Madrid-Lisboa a su paso por la región y que desde hace apenas un mes se realizan entre Montijo y Badajoz. El tramo abarca 20 kilómetros entre los términos municipales de Guadiana del Caudillo, Pueblo Nuevo del Guadiana y Novelda, y ha sido adjudicado por 41,1 millones de euros.

Las empresas Gea 21 y AGG están estos días desbrozando el terreno para comenzar en breves fechas a construir la plataforma sobre las que se colocarán las vías para la alta velocidad. Es más, ya tienen preparado un espacio más llano para que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, coloque la primera traviesa para ese futuro camino de hierro . Está prevista la visita del jefe del Ejecutivo en los primeros días del mes de enero.

Estas obras contemplan acciones como movimiento de tierra, reposición de servicios y servidumbres afectadas, estructuras, construcción de conexiones transversales para garantizar la permeabilidad viaria, acondicionamiento de las obras de drenaje y cumplimiento de las condiciones de la declaración de impacto ambiental.

El trazado se ha diseñado como doble vía de alta velocidad en ancho internacional para tráfico mixto de viajeros y mercancías en todo el recorrido.

Tras las labores de desbroces empezarán los trabajos para excavar, meter material para preparar una plataforma sobre las que se ubicarán las vías del tren, según explicaron ayer trabajadores de la empresa Gea 21. "Hay que excavar, buscar firme y meter material adecuado para hacer la plataforma", comentan sobre el terreno en obras.

Para ello, en el lugar trabajan varios camiones que cargan y descargan la llamada tierra vegetal (la llevan a la parte del terreno de la finca que no va a ser afectado por las obras para que el propietario le de uso), excavadoras y una máquina que se encarga de allanar el terreno. La UTE adjudicataria de los trabajos estará en la zona durante al menos año y medio, para construir el paso del tren desde el apeadero de Montijo hasta Novelda.

Estas son las primeras obras visibles del futuro AVE a su paso por la región, pero no las únicas que han sido adjudicadas.

36 KILOMETROS El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) aprobó a finales de octubre pasado los trabajos de construcción de la plataforma también de la línea entre Montijo y Badajoz, pero de 16 kilómetros de longitud, que discurre por los términos municipales de Esparragalejo, Mérida, La Garrovilla, Torremayor y Montijo.

En este caso, esa labor la van a realizar las empresas Joca y Construcciones Sarrión, por 58 millones y un plazo de ejecución de 14 meses. Con ello, ya hay 36 kilómetros adjudicados.

El proyecto de línea ferroviaria de alta velocidad Madrid-Extremadura, tramo Mérida-Badajoz, subtramo Mérida-Montijo forma parte de la línea de alta velocidad Madrid-Cáceres-Badajoz-Frontera portuguesa. El trazado, al igual que el resto de la línea de alta velocidad, se ha diseñado como doble vía de alta velocidad en ancho internacional para tráfico mixto de viajeros y mercancías en todo el corredor.

En su construcción destacan 14 puentes del ferrocarril sobre caminos de servicio, ríos, canales y acequias, entre los que resalta el puente sobre la carretera de La Garrovilla a la presa de Montijo, con una longitud total de 100 metros.

También adquieren importancia actuaciones en las estaciones de La Garrovilla y Montijo en la línea férrea convencional Ciudad Real-Mérida-Badajoz, que comprende el diseño de los nuevos edificios de viajeros y reposición de andenes y vías.

El proyecto contiene igualmente las actuaciones necesarias para la ejecución de las obras de infraestructuras tales como el movimiento de tierras, reposición de servicios y servidumbres afectadas, estructuras, construcción de conexiones transversales que aseguren la permeabilidad viaria, acondicionamiento de las obras de drenaje y cumplimiento de las condiciones de la declaración de impacto ambiental.

VENTAJAS DEL AVE Los principales beneficios de la construcción del tramo citado y consecuentemente de la línea ferroviaria de alta velocidad Madrid-Extremadura-Frontera portuguesa, serán, según Adif, un aumento del confort, al establecer unas condiciones óptimas de rodadura y trazado; aumento de la seguridad con la adopción de tecnologías punta en los sistemas de conducción automática de trenes y ausencia de pasos a nivel a todo lo largo de la línea; reducción del tiempo de viaje entre las ciudades conectadas, al permitir conexiones directas entre ellas, con un trazado de alta velocidad.


Galería de imágenes