•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El PSOE de la localidad de Moraleja no podrá volver a grabar los plenos después de que la alcaldesa, Concepción González, del PP, prohibiera a los concejales socialistas adscritos al Grupo Mixto la grabación de la última sesión plenaria correspondiente al mes de diciembre.

La edil argumentó su decisión asegurando que no va "a consentir manipulaciones, ni intereses partidistas en las grabaciones" e insistió en que "nadie utilizará ningún mecanismo para grabar nada que pueda ser manipulable" en referencia a las informaciones que posteriormente el PSOE de Moraleja publica en su página web. Además, González llegó a solicitar a la Policía Local que retirase a los concejales socialistas adscritos al Grupo Mixto la grabadora que portaban en el pleno ordinario de este mes. Ante estos hechos, el PSOE denunció ayer en una nota de prensa "el continuado abuso de poder al coartar la libertad de los ediles socialistas para grabar los plenos y ofrecer este documento gráfico" en la web del partido. "No sabemos si a la señora Presidenta no le gusta que desde cualquier parte del planeta se puedan escuchar sus despropósitos en los plenos", informaron los ediles del Partido Socialista.

La sesión ordinaria correspondiente a este mes finalizó de nuevo con polémica y con la expulsión de la concejala socialista adscrita al Grupo Mixto, Teresa Roca Gonzalo, y el abandono voluntario del resto de compañeros de partido, circunstancia que se ha convertido en habitual en las últimas sesiones plenarias celebradas en Moraleja. El enfrentamiento entre Roca y la alcaldesa se produjo ya en el turno de ruegos y preguntas después de que Concepción González llamara al orden en varias ocasiones a los ediles de la oposición. Para el Grupo Socialista la expulsión es "una muestra de ineptitud".


Galería de imágenes