•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Consejería de Industria, Energía y Medio Ambiente ha recibido un total de 89 proyectos para instalar parques eólicos en la región, 30 menos que en la anterior convocatoria, cuando la Junta de Extremadura desestimó todas las propuestas presentadas por considerar que ninguna cumplía con los requisitos exigidos en el decreto que regula este tipo de instalaciones.

La Administración regional informó que hasta las 14.00 horas de ayer, fecha en la que finalizó el plazo dado a las empresas interesadas para presentar o completar sus proyectos, se habían recibido 89 solicitudes de 18 compañías distintas. Entre todas ellas, si cumplen con las exigencias legales, supondrán una potencia instalada de 2.568 megawatios –potencia total y máxima de de todos los generadores–. Además, de las 18 empresas participantes, cinco lo hacen por primera vez, con propuestas nuevas, ya que no presentaron ningún proyecto en la anterior convocatoria y el resto únicamente ha completado o corregido los expedientes que fueron denegados el pasado verano.

Desde la Consejería de Industria también recuerdan que estos proyectos llevaría aparejados la creación de 7.760 puestos de trabajo al margen de los necesarios para la construcción y el mantenimiento de estas instalaciones. En este sentido, hay que recordar que el decreto exige a las compañías un plan empresarial en el que se garantice la creación de un mínimo de tres empleos estables y directos por cada megawatio de potencia, todos en industrias o empresas localizadas en un radio de 30 kilómetros alrededor de cada parque eólico.

PROCESO POLEMICO A partir de ahora se abre un nuevo periodo para que la Junta estudie la documentación y los proyectos presentados. No obstante, el proceso hasta ahora no ha estado exento de polémica. De hecho, desde las filas de la oposición, el Partido Popular ha exigido en numerosas ocasiones la retirada del decreto que regula la concesión de este tipo de instalaciones. Según los populares, el documento y el procedimiento han sido "arbitrarios", por lo que han instado al Ejecutivo regional a elaborar una nueva regulación sobre la energía eólica.

El primer plazo fijado por la ley para la presentación de propuestas finalizó en junio del 2006. Entonces se presentaron 119 iniciativas, aunque tres fueron retiradas de inicio por no completar la información requerida. El pasado verano, tras prácticamente un año de estudio, la Junta anunciaba el rechazo de los 116 restantes por estar proyectados en zonas no adecuadas, recibir informes medioambientales desfavorables o presentar deficiencias en la documentación aportada. Ante esta situación, la Junta decidió realizar una nueva convocatoria de seis meses –hasta el 7 de diciembre del 2007–para que las empresas interesadas pudieran presentar proyectos nuevos o completar la documentación requerida.

Una vez finalizado este segundo plazo y a pesar de las críticas del PP, el director de Planificación Industrial, Manuel García, destacó ayer la transparencia y coordinación administrativa que está marcando el proceso. Además, agregó que "esta convocatoria se caracteriza por la alta exigencia en concordancia con el objetivo de garantizar el desarrollo sostenible de la región".


Galería de imágenes