•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los aceituneros de mesa de la región no han pagado aún la nueva tasa que les ha impuesto el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación fruto de un acuerdo con la Organización Interprofesional de la Aceituna de Mesa (Interaceituna). Con este nuevo impuesto se pretende que los productores de aceituna de mesa contribuyan a determinadas actividades durante las campañas que transcurran hasta el 2010. Por ello, cada uno deberá pagar 1,7 euros al mes por cada mil kilos de aceituna de mesa destinada al mercado para consumo directo.

Unos 70 aceituneros de toda la región se reunieron el pasado jueves por la noche en Almendralejo y en este encuentro decidieron no pagar esta tasa al no estar de "acuerdo con ella". Según uno de los afectados, Paco Muñoz, la aplicación de este nuevo impuesto comenzó en septiembre, por lo que tendrían que haber pagado dos veces y no lo han hecho. "Así vamos a seguir durante estos tres años, sin pagar un duro. Consideramos que es injusto, porque lo han hecho a espaldas nuestras y sin consultarnos en ningún momento", añadió.

En esta ocasión, los aceituneros, además, se quejan de una aplicación de la tasa en la que "se les pide que este coste se lo descuenten a los agricultores". "Es algo que los agricultores desconocen y no están dispuestos a que sea así, ni nosotros a quitárselo", señaló Muñoz. La nueva tasa afecta a todos los productores de aceituna de mesa: a los agricultores, entamadores, envasadores, aceituneros y exportadores. Además, los importadores deberán aportar 3,4 euros por cada mil kilos de aceituna por los conceptos de producción y entamado. Los aceituneros han presentado un recurso ante la Audiencia Nacional pidiendo la retirada de la tasa y anuncian que agotarán todas las vías judiciales.


Galería de imágenes