•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Carlos G. Basas, joven ultra de izquierda apuñalado en la madrugada del pasado viernes continúa mejorando. Su evolución es positiva y ayer estaba previsto su traslado del hospital Infanta Cristina, en Badajoz, a un centro hospitalario de Cáceres, según informó el Servicio Extremeño de Salud. El herido padece una lesión en el hemitórax derecho y en la mano derecha y ha sido atendido en la unidad de cirugía torácica del hospital pacense.

El subdelegado del Gobierno en Cáceres, Fernando Solís, manifestó ayer su preocupación por la crispación que estos últimos días se está viviendo en la ciudad. "Estamos preocupados –declaró– pero hemos tomado todas las medidas para prevenir esas provocaciones. Mantendremos a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad atentas para evitar concentraciones no autorizadas".

El subdelegado del Gobierno recordó que esas concentraciones no son necesarias. "Vivimos –dijo– en un Estado democrático de derecho en el que hay cauces para expresar nuestras ideas sin necesidad de recurrir a concentraciones ilegales o a provocaciones a otros grupos". Y ofreció las instalaciones de la subdelegación del Gobierno como marco para el diálogo. "Yo ofrezco la sede de la subedelegación del Gobierno –dijo–, para que vengan a debatir sus ideas unos y otros si así lo consideran necesario".

DESTITUCION DE PAVON A este respecto, la alcaldesa de Cáceres, Carmen Heras, manifestó ayer que estos grupos no son en realidad fascistas ni antifascistas y que "cuando se llega a las manos ya no se trata de discursos ideológicos".

También ayer, el presidente del Partido Popular en Extremadura, Carlos Floriano, pidió a la alcaldesa que destituya a su teniente de alcalde, Santiago Pavón, por haber participado en una de las concentraciones ilegales que han tenido lugar en Cáceres. En opinión de Floriano "no puede ser que si la alcaldesa se ausenta, el alcalde sea un señor que dice que a la policía ni caso y al que le da igual que se autorice o no una manifestación para participar en ella".

A raíz de esa petición, la alcaldesa de Cáceres invitó al presidente del Partido Popular en Extremadura "a dedicarse a los problemas de su partido y a dejar en paz la política municipal. En opinión de Heras, al intervenir en estas cuestiones, Floriano "deja a los pies de los caballos a su grupo municipal, que no sabe decir lo que tiene que decir y no sabe hacer política".