•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El obispo de Coria-Cáceres, Francisco Cerro Chaves, indica que la nueva asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC), tal y como ha sido planteada hasta la fecha, "es incompatible con el derecho que tienen los padres a educar moralmente a sus hijos", y manifesta su apoyo a la propuesta hecha por diversas organizaciones familiares "para defenderse frente a la imposición de la EpC a través del derecho constitucional de la objeción de conciencia", informa EL PERIÓDICO EXTREMADURA.

Esta medida de objeción de conciencia "representa la forma legítima y acertada de cumplir como ciudadanos responsables en uso de sus derechos constitucionales respecto la libertad ideológica y religiosa". Tras señalar que "los hijos son de los padres, no del Estado ni de Gobierno alguno", añade que esta materia plantea una "ética relativista" y defiende términos y conceptos de la ideología de género, que, a su juicio, "las personas responsables y amantes de la libertad, y, por supuesto, los católicos, no pueden aceptarla sin más".

Además, argumenta que la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española ha declarado que el contenido de la Educación para la Convivencia "no es conforme" con la Doctrina Social de la Iglesia porque "se opone a la concepción de la persona y de la moral".

Teniendo en cuenta que esta asignatura será obligatoria para todos los alumnos que de 10 a 17 años en todos los centros escolares, Cerro Chaves advirte que la "gravedad" de la situación "no admite posturas pasivas ni acomodaticias", sino que "ha de motivamos a actuar de modo responsable, respetuoso y comprometido, recurriendo a los medios legítimos para defender la libertad de conciencia y de enseñanza", aspectos que "es lo que está en juego".