•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los alumnos del Colegio Público Santísimo Cristo de Hervás y sus padres protagonizaron ayer una protesta en el patio del centro para exigir a la consejería de Educación que se reparen las deficiencias del nuevo colegio que estrenaron el pasado mes de septiembre.

Los padres se negaron ayer a que sus hijos asistieran a clase después de que las intensas lluvias de los últimos días anegasen por completo algunas estancias del centro. "A los niños pequeños les llegaba el agua por los tobillos" indicó María Cruz Corrales, jefa de estudios.

La dirección del centro comparte la postura de los padres. Es "una impotencia tremenda" dijo Corrales quien señaló que ayer el inspector jefe de Educación les prometió una solución inmediata.

Por su parte, el ayuntamiento de Hervás lleva planteando esta necesidad a la Junta desde el mes de julio con el objetivo que todas estas deficiencias estuvieran solucionadas antes del inicio del curso escolar. "Estamos del lado de los padres, tiene humedades, goteras y entra el agua por puertas y ventanas", dijo el alcalde Sergio Pérez. Por su parte, el edil confirmó que la semana que viene mantendrá una reunión el día 28 con responsables de Educación y de la empresa que ha realizado la obra para solucionar la situación. De momento, el ayuntamiento ha ofrecido a los padres la posibilidad de que los niños acudan al antiguo colegio mientras se subsanan estas deficiencias.

La jefa de estudios puntualizó que al margen del agua que entra por las ventanas y puertas que no están bien selladas, el agua se filtra y "hay humedades y goteras en clases y pasillos".