•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Junta es partidaria de que "lo antes posible y de manera compatible con la seguridad del suministro nacional, no se prolongue la vida de la central nuclear" de Almaraz, aunque aseguró que si el Gobierno decide renovar la autorización "lo asumirá". Así lo indicó el director general de Planificación Energética, Manuel García, durante su comparecencia en la Asamblea.

En caso de que se decida renovar el permiso que termina en el 2010, la Junta "exigirá" que se quede en la región parte de la riqueza que genere la central, pidiendo que fije en Extremadura su domicilio social y pague en la región impuestos como el IVA.

Por su parte, el diputado del PP Anselmo Díaz Cabello, se mostró de acuerdo con el director general en que si la central continúa funcionando más allá de 2010, "que cambie el domicilio fiscal, que pague los impuestos en Extremadura". Para el diputado popular, es necesario "cerrar este debate" ya que Almaraz "es suficientemente importante para la economía extremeña, y sobre todo para la tranquilidad de una comarca entera, que ya se ha hecho bastante política con ella".

En cuanto a los parques eólicos, la otra cuestión debatida en comisión parlamentaria, Manuel García recordó que las 116 solicitudes de autorización administrativa para parques eólicos en la región habían sido denegadas "en base a incumplimientos de diversa índole". Así, explicó que sólo 46 de las 116 solicitudes presentadas pudieron ser sometidas a declaración ambiental, y de ellas, únicamente 23 la obtuvieron favorable.