•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los vecinos de un bloque de 16 viviendas situado en el número 13 de la calle Viriato, en el polígono Nueva Ciudad, fueron desalojados ayer de sus domicilios tras producirse un incendio en uno de los pisos, aunque nadie sufrió daños. Según los bomberos, la evacuación del inmueble se hizo de manera ordenada.

El incendio se originó a las 9.15 de la mañana en la cocina del piso 4º. A, tras producirse un cortocircuito en la lavadora.

DAÑOS MATERIALES Como consecuencia del fuego, la cocina quedó totalmente destruida. El resto de la vivienda también sufrió daños, ya que el piso se anegó debido a que se quemó el tubo de plástico que llevaba el agua a la lavadora. El agua llegó a alcanzar entre 15 y 20 centímetros de altura y se filtró al piso de abajo. Además, el humo ennegreció paredes, cortinas, muebles de la vivienda y el hueco de la escalera.

La voz de alarma la dio la madre del dueño del piso, en el que vivía su hijo y su nieta. Fue cuando se vivieron los momentos más dramáticos, ya que los agentes de la policía local y Nacional tuvieron que derribar la puerta pensando que estaban dentro, pero comprobaron que no había nadie y se salieron, porque que apenas podían ver ni respirar.

Los bomberos entraron por la ventana de la terraza a través de un camión escala, equipados con bombonas de aire.

Tras apagar el fuego, instalaron un gran ventilador para expulsar el humo de la vivienda.


Galería de imágenes