•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Junta de Extremadura, junto con la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha y la Junta de Andalucía, ha acordado con el Ministerio de Medio Ambiente iniciar el desarrollo de un único programa coordinado para fomentar las estrategias de conservación del lince ibérico.

El consejero de Industria, Energía y Medio Ambiente, José Luis Navarro, informó ayer al Consejo de Gobierno sobre el Convenio que el Ministerio de Medio Ambiente suscribirá el próximo día 5 de noviembre, en Sevilla, con las comunidades autónomas indicadas y Portugal para impulsar acciones conjuntas en las que también se quiere implicar a las instituciones y organismos públicos y privados, así como a toda la sociedad en general.

La situación crítica del lince ibérico, identificada y reconocida por instancias internacionales, europeas, nacionales y autonómicas, ha originado en los últimos años un aumento significativo de iniciativas, proyectos y actuaciones dirigidas a su conservación y el de su hábitat en España.

No obstante, y a pesar de todos estos esfuerzos, la situación del lince no ha mejorado de manera sustancial, por lo que se hace necesario mejorar los dispositivos de trabajo y de coordinación entre las distintas administraciones para obtener la máxima rentabilidad de estas acciones, con pleno respeto al marco de competencias vigente en la actualidad.

Comisión Multilateral
Una Comisión Multilateral será la encargada de impulsar, planificar y desarrollar el programa de conservación, teniendo como marco básico de referencia la Estrategia Nacional para la Conservación del Lince, el Plan de Cría del Lince Ibérico y los planes y grupos de trabajo puestos en marcha en las distintas comunidades autónomas firmantes del acuerdo.

La Comisión estará formada por un máximo de 8 miembros (dos por cada una de las administraciones firmantes del Convenio), que tendrán la facultad de coordinar las actuaciones y llevar a cabo su seguimiento.

Asimismo, el Ministerio de Portugal podrá ser invitado a participar en esta Comisión, con el fin de optimizar la coordinación de la política de conservación del lince en el ámbito de la Península Ibérica.

Todo ello sin menoscabo del desarrollo del Plan de Cría en Cautividad aprobado por la Comisión Nacional de Protección de la Naturaleza, que se mantendrá actualizado.