•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El presidente de la Mancomunidad de Municipios de Las Hurdes, Miguel Domínguez, ha expresado su predisposición a poner en marcha un plan de mejora del sistema de recogida de basuras que permita, a su vez, eliminar todos los residuos sólidos de la comarca. El dirigente comarcal se ha comprometido con sus vecinos a estudiar y analizar la problemática y como reconoció a este diario, "las culpas siempre las pagan los vecinos y no debería ser así".

La mancomunidad se enfrenta además a una deuda de 300.000 euros que deben abonar a empresas que han gestionado este servicio en los últimos años. En la actualidad, Pilsa se encarga de la recogida de los desechos y Domínguez indicó que "los contratos se deben cumplir y puede que la empresa no esté a la altura" por lo que se analizará la situación con detenimiento.

De hecho, esta empresa finaliza el contrato con la mancomunidad en diciembre y la agrupación debe publicar un nuevo pliego de condiciones. La agrupación comarcal baraja la opción de gestionar directamente el servicio de residuos "y crear puestos de trabajo‡", ya que en la actualidad reconoce que los camiones con los que cuentan son "muy viejos y hay muchas alquerías que recorrer todos los días". Aunque la situación financiera de la agrupación no permite de momento asumir esta responsabilidad.

SECRETARÍA Por otra parte, Domínguez señaló que la situación en general "es anormal" tras la renuncia del secretario comarcal que ha provocado una desestabilización en el seno de la gestión intermunicipal. La mancomunidad ha solicitado asesoramiento a la Junta de Extremadura aunque de momento siguen sin responsable en la secretaría comarcal por lo que los trámites ordinarios se retrasan. "No es nada fácil, la gente no quiere venir a Las Hurdes".