•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los ayuntamientos, entidades locales menores y mancomunidades extremeñas tienen plena autonomía para elegir y aprobar sus símbolos de identificación corporativa, en virtud del decreto aprobado en el último Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura, celebrado el lunes. Según se recoge en el texto, la decisión de rehabilitar, modificar e instaurar escudos, banderas, himnos u otro tipo de símbolos de identificación colectiva corresponderá a las propias corporaciones locales e incluso se recoge la posibilidad de que sean los propios vecinos quienes inicien el procedimiento.

Así, según recoge la agencia Europa Press, la Junta de Extremadura pretender fortalecer la autonomía de las entidades locales, para que sean ellas quienes decidan los símbolos identificativos de su propia historia y personalidad.

La aprobación de este nuevo decreto, que sustituye al aprobado en el año 2001, dotará a las corporaciones municipales de una mayor libertad ya que el órgano regional que hasta ahora fiscalizaba la modificación o adopción de símbolos identificativos, el llamado Consejo Asesor de Honores y Distinciones, intervendrá en el caso de que sea preciso para mejorar la plasmación gráfica de los emblemas y símbolos.

En este sentido, la participación de la Junta de Extremadura en el proceso de adopción o modificación de los símbolos corporativos se limitará a velar por que los símbolos que acuerden las corporaciones municipales no contengan siglas, anagramas o logotipos de partidos políticos, sindicatos, organizaciones empresariales u otras asociaciones públicas o privadas, ni contengan referencias que vulneren los principios constitucionales, puedan lesionar los derechos fundamentales o inciten a la violencia, según se prohíbe expresamente en el texto del decreto. Asimismo, la Administración regional se encargará de corroborar que los nuevos símbolos propuestos por los municipios no estén ya inscritos en el Registro de Símbolos, Tratamientos y Honores de las Entidades Locales de Extremadura. Todo ello con el fin de que los símbolos aprobados cumplan con su función de ser elementos que conexionen a todos los vecinos de un municipio y sirvan de identificación colectiva de todos y cada uno de ellos.


Galería de imágenes