•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La campaña del Infoex de Extremadura ha sido la mejor de la década, ya que se registró un importante descenso en el número de fuegos y de superficie quemada gracias a la climatología favorable. En el caso de la masa forestal, esta caída supone un 30,70% menos.

El consejero de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan María Vázquez, detalla que la climatología, con temperaturas máximas inferiores a las habituales y periodos de días sin lluvias cortos, la mejora de los medios técnicos y humanos, sobre todo en la investigación de las causas; y "algo de suerte" a la hora de que haya más o menos pirómanos, son las causas de estos buenos resultados, informa EL PERIÓDICO EXTREMADURA.

En cifras, se produjeron 1.462 incendios, el 12,5 por ciento menos que en el 2006, de los que 551 fueron forestales, con un descenso en este caso del 36,1 por ciento. Estos incendios arrasaron 2.986,6 hectáreas de masa forestal, lo que supone un 30,7 por ciento menos que en el 2006.

Anuncios
Anuncios

Los conatos y los que fuegos de entre una y cinco hectáreas, en los dos casos por debajo de la campaña anterior, representan casi el 84 por ciento del total, lo que refleja la celeridad y la eficacia en la actuación, según Alejandro García, uno de los tres responsables del Mando Único del Plan Infoex.

De los 551 incendios en masa forestal, el 53,9 por ciento fue intencionado -no se produjo ninguna detención-, el 17,2 por causa desconocida, más del 18 por ciento por la suma de negligencia, motores y máquinas y ferrocarril y el 4,4 por ciento por rayos.

García destaca que gracias a la investigación de las causas el porcentaje de los que no se conocía su origen ha descendido del 50 al 17 por ciento en esta década y prevé que aún hay un pequeño margen de mejora. Además, aclara que la investigación, para lo que cuentan con cuatro técnicos especializados, es una labor más preventiva que coercitiva, e informa de que los "CSI" de los incendios hicieron 99 investigaciones de campo en las zonas arrasadas.

El peor día del verano fue el 24 de agosto, el más ventoso durante toda la campaña, ya que provocó los dos mayores incendios: en Alcántara (612 hectáreas), por negligencia agrícola, y Jaraíz de la Vera (607), intencionado, que arrasaron arbolado y matorral. Esa jornada hubo además otros 12 siniestros de menor relevancia, mientras que el 5 de agosto, otro día que destacó el mando del Infoex, 13 rayos provocaron otros tantos fuegos.

Otro aspecto destacado de la campaña fue el incremento de incendios en la zona de La Serena, que tradicionalmente no era de las más conflictivas y donde hubo mayor siniestralidad (335 incidencias, 120 incendios forestales).

De la mejora en el operativo, cita el sistema INFOEXGIS 3D, que sólo lo aplican cuatro planes en toda España, que localiza incendios y los visualiza, además de gestionar medios, entre otros cometidos. También alude el uso de cámaras térmicas para detectar zonas de calor conflictivas en zonas a punto de extinguir o un simulador de incendios forestales que da la propagación teórica del siniestro.


Galería de imágenes