•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Central Nuclear de Almaraz restó ayer importancia a la sucesión de incidentes registrados en los últimos días y explicó que cuando se utiliza el término "suceso", el Consejo de Seguridad Nuclear "se está refiriendo a aquellas circunstancias o incidentes que pueden o no tener un efecto directo sobre la operación de la central, y que por si solo no supone una amenaza a su seguridad".

Según la planta, la política de notificación al CSN está regulada por una norma "de obligado cumplimiento" que ha incrementado el número de registros desde su entrada en vigor.

Las mismas fuentes explicaron que desde la publicación de esta norma se consideran sucesos notificables, entre otros, "los accidentes laborales, las condiciones meteorológicas adversas o la pérdida temporal de comunicaciones".

En este sentido, la Central Nuclear de Almaraz explicó que el suceso registrado el pasado 15 de octubre, por requisitos administrativos, fue notificado dos veces al CSN por el hecho de que la planta tiene dos unidades. Además indica que la industria nuclear "remite al CSN información inmediata de cualquier eventualidad, al objeto de que ésta pueda ser conocida públicamente".