•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Junta de Extremadura ha dado luz verde a la reclasificación de terrenos en dos zonas de Trujillo, hasta ahora consideradas como suelo no urbanizable, para la construcción de 350 nuevas viviendas.

La Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Extremadura ha aprobado la reclasificación de terrenos en la Avenida de Monfragüe y en la prolongación de la calle Cuartos, que pasan de ser suelo no urbanizable a convertirse en suelo apto para urbanizar con la calificación de residencial.

Mediante una resolución aprobada el pasado 24 de mayo y que ha sido recientemente publicada en el Diario Oficial de Extremadura, la Comisión de Urbanismo aprueba  definitivamente la modificación número 3 de las normas subsidiarias de planeamiento municipal de Trujillo, que afecta a estos terrenos, ubicados en el sector número 11. La superficie afectada es de 6,8 hectáreas y las condiciones especiales de desarrollo fijan una parcela mínima de 200 metros cuadrados. El número máximo de viviendas permitidas es de 200 y la edificabilidad bruta se ha establecido en 0,40 metros cuadrados por metro.

La Junta de Extremadura ha aprobado también la modificación número 6 de las normas subsidiarias, lo que permite reclasificar los terrenos existentes en la prolongación de la calle Cuartos. Al igual que los anteriores, estos terrenos eran considerados hasta ahora suelo no urbanizable y pasan a tener la clasificación de suelo urbanizable con la calificación de residencia.

Estas parcelas se encuentran ubicadas en el sector 12 y tienen una superficie de 5,68 hectáreas. A partir de ahora, las condiciones especiales para el desarrollo del sector establecen parcelas mínimas de 150 metros cuadrados de superficie y un número máximo de 115 viviendas. La edificabilidad bruta será de 0,40 metros cuadrados por metro.

Ambos expedientes habían sido remitidos a la Junta de Extremadura por el ayuntamiento puesto que Trujillo no dispone de normas subsidiarías de planeamiento y hasta que esta homologación se produzca, la Comisión de Urbanismo es el órgano competente para la aprobación.