•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Más de 250 equinos de pura raza española participarán en la III Feria del Caballo que se celebrará del 18 al 21 de octubre en el pabellón cubierto del Mercado Regional de Ganados de Trujillo.

La feria está organizada por la Asociación Extremeña de Criadores de Caballo de Pura Raza Española (Aeccpre), que también pondrá en marcha la XVIII edición del concurso morfológico.

La presidenta de la asociación organizadora, Carmen Pinilla, confió en superar los resultados de la última edición, en la que participaron 250 caballos en el concurso procedentes de 50 ganaderías de toda España. El aliciente del concurso morfológico de Trujillo es que es el último clasificatorio para el campeonato de España que se celebrará en diciembre en Sevilla, por lo que está garantizada la participación de ejemplares procedentes de Castilla-La Mancha, Andalucía, Castilla y León y otras comunidades autónomas españolas.

Pinilla recordó que este certamen surgió inicialmente dentro de la Feria Agroganadera de Trujillo que se celebra cada año en el mes de noviembre. La feria fue concentrando cada año a un mayor número de caballos y las limitaciones de espacio impedían dar cabida a todas las ganaderías interesadas en participar. Fue entonces cuando surgió el certamen monográfico, que según Pinilla ha sido todo un éxito y a punto de celebrar su tercera edición ha permitido duplicar el número de cabezas participantes.

"Hay años que han venido participantes extranjeros y es una oportunidad magnífica para las ganaderías", explicó la presidenta, quien destacó el excelente nivel de las yeguadas extremeñas en el ránking nacional, ya que han obtenido importantes galardones dentro y fuera de España.

La Aeccpre agrupa a 160 ganaderías de Extremadura con un censo aproximado de 4.000 yeguas de crías y 8.000 ejemplares de pura raza española. La asociación dispone de un club deportivo para la doma de los caballos de los asociados y un centro de comercialización permanente.

El volumen de facturación del certamen resulta difícil de cuantificar, según la asociación, ya que la feria se presenta como escaparate y lugar de contacto y las transacciones comerciales, en muchas ocasiones, se realizan una vez finalizado.

El sector se encuentra saneado desde el punto de vista sanitario, pero su principal problema es la falta de mano de obra especializa. La existencia de un centro de formación agraria especializado en Navalmoral de la Mata ha permitido paliar sólo en parte esta carencia, ya que, según Pinilla, los alumnos finalizan su aprendizaje con enseñanzas básicas. Otro problema es, según la asociación, la difusión, promoción y comercialización.