•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Más de 67.000 autónomos extremeños pueden beneficiarse ya del nuevo Estatuto del Trabajador Autónomo, que entró en vigor ayer. Esta nueva normativa contempla, según el Gobierno, "más protección social, más derechos y más seguridad" para estos trabajadores que, sin embargo, se quejan de la escasa información recibida al respecto. A nivel nacional, más de tres millones de personas verán mejoradas sus derechos y protección social.

Pero no todo son parabienes en la entrada en vigor de un estatuto muy esperado por los autónomos –su ordenamiento jurídico se remontaba a un decreto de 1970– y que ve la luz después de tres años de negociaciones. Sin embargo, muchos trabajadores de esta categoría se quejan de que la única información que han recibido se reduce a una escueta carta del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Además, las principales asociaciones que representan a este colectivo aplauden en su mayoría el nuevo texto legal, si bien detectan todavía algunas carencias en el mismo.

FALTA DE CLARIDAD Es el caso de Asociación Nacional de Empresarios y Profesionales Autónomos (Asnepa) en Extremadura, que ayer emitía un comunicado para celebrar la entrada en vigor del estatuto, pese a percibir "aspectos poco claros o deficientes" en el mismo, como el derecho a contratar a familiares directos de los autónomos al que, según la asociación, el Ejecutivo accede pero sin reconocer la prestación por desempleo.

También la secretaria general de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) en Extremadura, Candelaria Carrera, destacaba a este diario durante la tramitación del proyecto que aunque "todos los autónomos se verán beneficiados, aún quedan reivindicaciones importantes por alcanzar". Como ejemplo, apuntaba "la posibilidad de cotizar a tiempo parcial".

En cambio, la Delegación del Gobierno emitió ayer una nota de prensa en la que se enumeran los principales avances del nuevo estatuto, el primero: "implantar las medidas adecuadas para propiciar la convergencia del Régimen Especial de Trabajadores Autónomas (RETA) con el Régimen General de la Seguridad Social". Asimismo, menciona aspectos como la jubilación anticipada de estos trabajadores en atención a la naturaleza peligrosa, tóxica o penosa de la actividad ejercida o el sistema específico de protección por cese de actividad, permisos de maternidad y paternidad, etcétera.

Sin embargo, será a partir de enero cuando los autónomos puedan disfrutar de una de las principales novedades que introduce su nuevo Estatuto: la prestación por incapacidad temporal de la Seguridad Social. Esta medida se hará efectiva el 1 de enero del 2008, cuando entren en vigor los Presupuestos Generales del Estado y cuando también los trabajadores agrarios por cuenta propia se integrarán en un sistema especial dentro del régimen de cotización de los autónomos.


Galería de imágenes