•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La iniciativa privada será la encargada de promover la construcción de las casi cien viviendas que se sortearon el pasado mes de marzo en Moraleja y que estaba previsto que promoviese el propio ayuntamiento, a través de Urvimo (sociedad urbanística municipal). Ahora PP e Ipex, al frente del consistorio, dan un vuelco a la filosofía de la entidad municipal y anuncian que una empresa privada de Moraleja correrá con los riesgos de un proyecto que presentaba sesenta inmuebles con un precio de 66.000 euros y una veintena de casas de renta media con un precio final de 132.000 euros.

Según informaron desde el ayuntamiento, el precio de mercado de las viviendas de renta media (aún pendientes de venta) originaba un déficit a la arcas municipales de unos 3.000.000 euros. Así, el consistorio ha optado por la iniciativa privada y anuncia que todos los inmuebles, que se levantarán en el barrio de Las Eras, saldrán a la venta con un precio de 66.000 euros.

 "El ayuntamiento no puede asumir un riesgo de 500 millones de pesetas y debe ser un promotor privado el que asuma esta situación", manifestó el concejal de Industria, Ángel González Cava. Hasta la fecha, representantes del ayuntamiento ya han mantenido encuentros con el sector de la construcción de Moraleja para presentarle el proyecto que definitivamente no promoverá Urvimo.

Además, el consejo de administración de la sociedad ha cambiado y la nueva presidenta es Concepción González, alcaldesa de la localidad. También forman parte de este órgano dos concejales y dos empleados municipales. El Partido Popular, que criticó duramente la creación de Urvimo por parte del gobierno del PSOE, e Ipex insisten en el cambio de la filosofía de Urvimo, pero anuncian que se mantendrán los proyectos pendientes, aunque con cambios sustanciales.