•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los participantes de III Seminario VITA sobre Salud Sexual, Reproductiva y Materno-Intantil, que desde ayer se celebra en Yaundé (Camerún) con la participación de la Junta de Extremadura, coinciden en destacar que la celebración de programas de cooperación en materia de formación sanitaria es una herramienta esencial para paliar los problemas de salud y pobreza en Camerún.

Según pusieron de manifiesto, la falta de personal sanitario y su déficit formativo impiden romper el círculo pobreza-falta de salud, que hace que la población enferme por la pobreza y, al mismo tiempo, que sea más pobre por sus enfermedades. De ahí la importancia de seminarios formativos como el III Seminario VITA, que se clausura este miércoles.

En la sesión de inauguración participaron el secretario general del Ministerio de Salud de Camerún; la embajadora de España, María Jesús Jiménez Alonso; la secretaria técnica de Cooperación de la Junta de Extremadura, María Soledad Sáenz; la presidenta de Medicus-Mundi Extremadura, Begoña Méndez Gómez; y el director médico del Hospital de la Cité Verte de Yaundé, M. Fouda Emilien, como representante de los participantes.

El Seminario Avanzado sobre Salud Sexual, Reproductiva y Materno-Infantil forma parte del programa VITA, fruto de la colaboración entre Medicus-Mundi, la Escuela de Ciencias de la Salud, la Junta de Extremadura, a través de su Secretaría Técnica de Cooperación, y la AECI. La presente edición es la primera que se celebra en África, después de sendos seminarios organizados en 2005 y 2006 en Extremadura.

La secretaria técnica de Cooperación, María Soledad Sáenz, tras participar en la inauguración del seminario, visita hoy el Hospital de Ngobayan, financiado por la cooperación extremeña, que atiende entre su población a varios grupos pigmeos. Posteriormente, visitará uno de sus poblados de la selva. Su estancia en Camerún concluye mañana con la visita a la Fundación Chantal Biya en Yaundé.