•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La temporalidad parece estar tras el incremento de la contratación femenina en la provincia, que se aproximó a la de hombres en el 2006 y fue superior a la tasa media de España según un informe del Observatorio Ocupacional del Servicio Público de Empleo Estatal (Inem), que concluye que en los últimos años "se ha producido un acercamiento entre ambos sexos". Destaca, en todo caso, que la situación laboral de las trabajadoras es aún "de desventaja" respecto a los hombres. Así, de los casi 150.000 contratos firmados a lo largo del 2006, el reparto entre mujeres y hombres fue de un 46,2% para ellas –la media nacional se situó en el 44,84%–, y un 53% para los hombres, informa El Periódico Extremadura.

Aunque se hable de acercamiento, las contrataciones femeninas en el 2006 fueron inferiores que en el año anterior, cuando las mujeres accedieron al 46,8% de los contratos. La mejora más llamativa se produce en cuanto a la temporalidad de estos compromisos, que se redujo en casi dos puntos –en 2005 afectó al 95,5% de los firmados por mujeres y en el 2006 al 93,7%– a pesar de que continúe siendo una cifra muy elevada.

Según constata este informe del Inem, nueve de cada diez contratos fueron temporales, lo que podría ser la causa de la elevada tasa de contratación femenina. La cifra de contratos a mujeres (69.282) duplica a la de las mujeres contratadas (33.025) en el último año, y ocho de cada diez contrataciones respondieron a circunstancias eventuales de producción o se produjeron bajo la modalidad de contrato por obra y servicio. Además, en el 40% de los casos la duración del empleo fue inferior o igual a un mes. Como consecuencia, hubo más de 150 mujeres que enlazaron al menos 15 contratos en 12 meses.

En cuanto a los sectores que generan el empleo femenino Servivcios y Agricultura acapararon el 85% de los contratos para mujeres; sin embargo fue en una actividad industrial –en este sector la contratación femenina es del 3,46%– donde la presencia de mujeres fue más relevante. En la industria de la confección y la peletería ellas ocuparon el 90% de los puestos de trabajo. También superaron la media provincial en las actividades sanitarias, veterinarias y en el empleo doméstico, donde ocuparon el 98% de los puestos.

En cuanto a la formación, la cifra más abultada de contratos (35%) fue para aquellas con estudios medios –secundaria–, mientras que las tituladas universitarias de segundo ciclo solo representaron el 4,3% del total. Por franjas de edad, las diferencias son poco significativas, aunque las mujeres de entre 18 y 29 años accedieron al 27% de estos puestos de trabajo, mientras en la franja de edad más amplia –de 44 a 65 años– solo se produjeron el 23% de los contratos.

Al contrario que en el caso de las contrataciones, en cuanto a la demanda de empleo, las mujeres sí aventajaron a los hombres. Según los datos del observatorio, a finales del 2006, el 61%de más de 43.000 demandantes de empleo en Cáceres eran mujeres, mientras que los hombres representaban el 38%del total, con lo que la tasa de demandantes en Cáceres se situó casi un punto por encima de la media nacional -el 60,5%en el 2006- y los datos provinciales del año anterior (59,9%). Además, más de la mitad de las demandantes estaban en paro, y la mayoría eran mayores de 44 años, con estudios medios y empleo anterior.


Galería de imágenes