•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Junta de Extremadura decide suprimir el impuesto de donaciones con la intención de subsanar una injusticia, ya que se trata de un canon concebido para las grandes fortunas, pero que, actualmente, soportan las clases medias.

Ángel Franco, consejero de Administración Pública y Hacienda, anuncia esta medida en la Asamblea de Extremadura junto con otras actuaciones como la creación de un órgano fiscalizador de las cuentas públicas de ámbito regional, un órgano que permitirá el auto control económico y presupuestario de las instituciones de la región, sin perjuicio de las atribuciones del Tribunal de Cuentas del Estado. Además, según informa El Periódico Extremadura, el control de este organismo corresponderá al Parlamento extremeño.

También anuncia un cambio normativo en el terreno de las subvenciones, a este respecto se considera necesario dotarse de una Ley de Subvenciones que armonice lo establecido estatalmente y que regule las especialidades propias de la administración, tanto en la concesión de subvenciones, como en su control y seguimiento. Finalmente, y al igual que las subvenciones, los bienes serán el objeto de otra iniciativa legal que la consejería quiere llevar a efecto.

El proyecto de ley de Patrimonio de la Comunidad Autónoma de Extremadura irá encaminado a reforzar los mecanismos de defensa y protección de bienes de la comunidad y facilitar su identificación y control.

Ángel Franco destaca que entre las novedades incluidas en su gestión destaca la creación de una nueva dirección general que se encargará de proponer, asesorar, impulsar y coordinar las actuaciones derivadas del sistema de financiación autonómica. Con esta iniciativa se "engrasa" la maquinaria de la Junta ante la negociación de un nuevo modelo de financiación autonómica "dando el rango que se merece una materia en la que Extremadura se juega algo más que dinero". En esta materia, Franco considera fundamental seguir manteniendo una corresponsabilidad con el Estado, pero "poniendo los intereses de la región por encima de cualquier otro".

Por su parte, Cristina Teniente, diputada del PP, acusa a la Junta de carecer de una idea "clara" sobre lo que se ha querido hacer respecto a la planificación presupuestaria, en este caso hizo referencia a la necesidad de crear partidas de crédito extraordinario en algún momento, y confía en que a partir de ahora se den los pasos necesarios para que la situación "no se repita". También anima al consejero a llevar a cabo las acciones planteadas porque la popular cree que "son necesarias" toda cuenta que, de las cuatro leyes planteadas por Franco, tres fueron también anunciadas la pasada legislatura.

En cuanto a las políticas de ingresos, el PP muestra su incertidumbre respecto a financiación autonómica, a la deuda histórica, y los fondos europeos. Finalmente, Teniente aplaude los pasos que se van a dar en cuanto a la impuesto de donaciones y le da la "bienvenida al club".

Por su parte, el diputado socialista Félix Dillana destaca que la Consejería de Administración Pública y Hacienda es la "más importante" de la administración regional porque administra el dinero y establece las prioridades y la manera de gasto. De la misma manera, alaba las medidas anunciadas por Franco y califica de "significativas y valientes" algunas de ellas, y muestra su disposición y la de su grupo a la hora de facilitar las labores de gobierno y en su participación parlamentaria.


Galería de imágenes