•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Consejo Político Regional de IU eligió ayer, con los votos a favor del 95% de los miembros presentes, a Pedro Escobar Muñoz como nuevo coordinador autonómico de esta formación política, en sustitución de Víctor Casco, que ocupaba el cargo desde el año 2003. En una reunión celebrada en la Casa de la Cultura de la barriada de Nueva Ciudad de Mérida, el nuevo líder de IU en la región obtuvo el respaldo de 35 de los miembros de la dirección política que asistieron a la cita, en la que hubo un voto en contra y dos abstenciones, tal y como informa El Periódico Extremadura.

Nada más tomar posesión de su nuevo cargo, Escobar reconoció que la situación que atraviesa IU en Extremadura "es difícil" tras las últimas disputas entre Casco y el dirigente del Partido Comunista Cristobal Guerrero. Por ello, insistió en que "aglutinar al partido a nivel interno, limar diferencias, hacer un buen trabajo en los ayuntamientos y marcar un seguimiento de la política de la Junta", comentó en declaraciones a este periódico.

Asimismo, se mostró convencido de que las propuestas de IU "tienen espacio" en el espectro político extremeño, al margen del "bipartidismo" existente, dijo, más acentuado tras las últimas elecciones, en el que la formación política que lidera perdió la representación parlamentaria en la Asamblea.

Recuperar ese lugar en el Parlamente es otro de los objetivos que se plantea, "y hay que empezar a trabajar ya para recoger la cosecha dentro de cuatro años", señaló.

La tarea va a ser complicada, asegura, más aún cuando dice haberse enterado de que "en algunos pueblos, compañeros de Izquierda Unida han ido diciendo que no se vote a IU en las últimas elecciones, por eso el proceso es complicado". Sobre este aspecto, insistió en que este partido está "a la intemperie" respecto a la situación del PSOE y PP. "Nosotros no tenemos la querencia de los medios de comunicación y es una dificultad salir en ellos", comentó.

Por otro lado, se mostró partidario de la modificación de la ley electoral actual que, a su juicio, "tiene un déficit democrático grande y perjudica injustamente a IU", aunque reiteró que "las urnas no son injustas".

Tras tomar posesión al frente de IU, Escobar quiso reconocer la labor de su antecesor, Víctor Casco, del que apuntó que "ha sido un buen dirigente, pero su dimisión era irrevocable". Sobre esa disputa interna en IU recalca que no le hecha la culpa a nadie y habla de "talante" para reconducir la situación.

Por su parte, Casco consideró ayer que es necesario que en Extremadura se impulse un discurso republicano desde las instituciones, informa Europa Press. Durante su intervención, recomendó a los nuevos dirigentes que avancen en esta línea, así como en intentar que se abra un debate sobre dicho tema.

Además, recordó que sus objetivos durante su mandato, tales como la renovación dentro de IU, la apertura del grupo político a la gente, y defender una opción política "alternativa", que consiste en "luchar aún a sabiendas de que vas a perder". Por ello, aseguró que "IU es capaz de manifestar rebeldía antes de aceptar un modelo injusto", y añadió que esta idea es la que viene defendiendo dicho partido desde hace veinte años.

Asimismo, Casco aseguró que no le gusta acudir a la diferenciación entre izquierda y derecha, porque, a su juicio, a veces la izquierda ha hecho "autenticas barbaridades". Por ello dijo que la izquierda tiene que ser "algo más que un eslogan".