•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El II Plan de Salud Mental de Extremadura, aprobado con una vigencia de 2007 a 2012, apuesta por mejorar la calidad asistencial de los pacientes, la formación, la docencia y la investigación, y "potencia la adecuación de las actuaciones con el máximo respeto a la dignidad y los derechos básicos del paciente".

Así lo explica al Periódico Extremadura la consejera de Sanidad y Dependencia, María Jesús Mejuto, quien destaca, como uno de los puntos más importantes de este nuevo plan, la transformación de los hospitales psiquiátricos, con lo que algunos de sus internos pasarán a centros residenciales o pisos tutelados; otros serán trasladados a los centros de día, y algunos continuarán ingresados durante el resto de su vida. "La idea es erradicar los hospitales psiquiátricos como tales, que el edificio cambie de denominación y no se sigan considerando psiquiátricos", aclara la consejera de Sanidad y Dependencia, quien esclarece que en el caso de aquellos pacientes que deban permanecer ingresados se "intentará que su calidad de vida sea mejor".

Anuncios

Asimismo, Mejuto detalla que las grandes líneas estratégicas de este plan son tres: promover un modelo de salud mental positiva erradicando los "estigmas" que tienen los enfermos mentales; aumentar y adaptar los recursos asistenciales existentes a la demanda de atención, y fomentar la excelencia en la asistencia y gestión sanitaria.

Anuncios

Para ello, en la elaboración de este nuevo plan han participado tanto profesionales como familiares y enfermos, y se ha realizado de forma paralela a la elaboración de la Estrategia en Salud Mental del Sistema Nacional de Salud, aprobada a principios de años.

Uno de sus objetivos es la "promoción, prevención y la mejora de la imagen de las personas con enfermedad mental", así como poner en marcha una política de salud mental de carácter regional.

En cuanto al anterior plan, la responsable de Sanidad reconoce que existía una carencia de dispositivos específicos para tratar a niños y adolescentes, que en la actualidad se pretende paliar con este nuevo plan, que contempla el incremento de recursos específicos y la coordinación entre todos los sectores implicados.

De ahí que el nuevo texto prevé crear cuatro equipos de Salud Mental Infantojuveniles de carácter ambulatorio y la primera Unidad de Hospitalización Breve para Niños y Adolescentes en Badajoz. También recoge la creación de un Centro Terapéutico Residencial para Niños y Adolescentes.

También el nuevo Plan de Salud Mental incidirá en la atención a la autonomía personal y la dependencia para la cobertura de las necesidades residenciales básicas de personas con enfermedad mental o que, aún sin tenerla, provienen de los hospitales psiquiátricos, y además recoge el tratamiento de la Patología Dual, para lo cual se ha contado con la colaboración del Plan de Drogodependencias y otras Adicciones.


Galería de imágenes