•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Centro de Cría en Cautividad del Lince Ibérico de Extremadura, cuyas obras comenzarán este año con una inversión de unos cuatro millones de euros, acogerá los primeros ejemplares en el 2008. Así lo anunció ayer la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, en una visita al Parque Nacional de Monfragüe y Zarza de Granadilla, donde se ubicará la planta de recuperación del lince.

El nuevo centro se sumará a los tres de Andalucía y permitirá, según Narbona, continuar ampliando la población de este felino -"el más amenazado del mundo", apuntó-, como fase previa a la reintroducción de ejemplares en la naturaleza en el 2010. Al respecto, la ministra destacó que los resultados del centro de Acebuche (Doñana) demuestran la eficacia del programa de cría, ya que ha posibilitado el nacimiento de 19 cachorros, de los que han sobrevivido 11.

Además, la titular de Medio Ambiente señaló que al centro extremeño podría unirse próximamente uno en Portugal, en base a un acuerdo firmado con su homólogo en el país vecino. Entretanto, la finca seleccionada en Extremadura para acoger la planta de cría se sitúa en el área donde se han producido los últimos avistamientos de linces en la región y cuenta con 450 hectáreas, de las que 118 albergarán los recintos en que los ejemplares vivirán en condiciones de semilibertad y en la zona de presuelta .

PARQUE NACIONAL Por otra parte, la ministra aprovechó su visita a Monfragüe para firmar un convenio con la Junta, según el cual el Gobierno aporta 1,02 millones de euros para financiar actuaciones destinadas a la gestión y conservación de este espacio natural.

En este sentido, Narbona resaltó que "no hay parques nacionales de primera y segunda categoría", ya que con estas actuaciones se demuestra, a su juicio, que los declarados antes de la sentencia del Tribunal Constitucional que atribuía las competencias a las autonomías no presentan beneficios respecto a los que, como el extremeño, obtengan esta declaración después.

La dotación de este acuerdo forma parte de la inversión de ocho millones que Medio Ambiente está destinando al parque extremeño este año. Lo mismo ocurre con la entrega de cinco vehículos, efectuada ayer, y la adquisición de la finca Las Corchuelas de Arriba, con una extensión 552 hectáreas, por 3,2 millones.

Además, la ministra aseguró que la inversión de su departamento en la región se incrementará un 8% el año próximo, como se podrá comprobar cuando se presenten los presupuestos por territorios el martes.