•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La directora general de Instituciones Penitenciarios, Mercedes Gallizo, ha anunciado en Badajoz que la Junta de Extremadura recibirá la medalla al Mérito Social Penitenciario por el desarrollo del servicio de telemedicina en las cárceles de Badajoz y Cáceres.

Gallizo visitó la renovada enfermería del centro pacense en compañía de la consejera de Sanidad y Dependencia de la Junta de Extremadura, María Jesús Mejuto; y el director gerente del Servicio Extremeño de Salud (SES), Dámaso Villa.

Los reclusos de las centros penitenciarios extremeños disfrutan desde hace algo más de un mes de un programa "pionero en España y en Europa" de asistencia médica especializada a través de videoconferencia con el hospital de referencia de cada demarcación.

Según comentó Gallizo en el acto de presentación de la unidad de telemedicina de la cárcel pacense, este nuevo sistema facilita la consulta de los reclusos en los casos que requieran el diagnóstico de un especialista sanitario y evita el traslado y custodia de los presos a los hospitales.

Gracias a la transmisión en directo o en diferido de imagen y voz entre el paciente y el especialista se reducirá a la mitad el número de traslados por cuestiones de salud, lo que libera una carga importante de trabajo a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Fruto de esta iniciativa, puesta en marcha entre la Junta y la Dirección General de Instituciones Penitenciarias desde mayo de 2007, la Administración regional recibirá la medalla al Mérito Social Penitenciario en la celebración del día de La Merced, patrona de Instituciones Penitenciarias.

Además, Gallizo mostró su deseo de extender esta experiencia al resto de cárceles españolas en los próximos años para garantizar así la "dignidad y los derechos de atención sanitaria a toda la población reclusa".

En lo referente a las especialidades atendidas en cada centro, el presente convenio bilateral establece en el Centro Penitenciario de Cáceres consultas telemáticas de psiquiatría, odontología, médico internista y traumatología, mientras que en Badajoz se ofrece además servicios de radiología y cardiología.

La dedicación de cada especialidad varía en función de la demanda y siempre bajo la prescripción facultativa de la dotación sanitaria de cada centro penitenciario, que en el caso de Badajoz se compone de ocho médicos, ocho ATS, tres auxiliares clínicos y una farmacéutica.

Por su parte, la consejera explicó que la telemedicina consiste en la aplicación de las nuevas tecnologías y comunicaciones al sector sanitario, pero destacó que sin la labor de los profesionales del SES no sería posible mejorar la salud de los centros penitenciarios y de las áreas mas alejadas de los hospitales de referencia.

En Extremadura, la implantación de la telemedicina de inició en el año 2003 en las ocho áreas sanitarias y desde entonces se ha implantado en todos los centros hospitalarios de la Comunidad Autónoma y en 23 centros de salud de zona.

Respecto a la telemedicina en centros penitenciarios, la población a la se prestará atención sanitaria mediante este sistema es, en estos momentos, de 1.377 personas internas, de las cuales 839 corresponden a la cárcel de Badajoz y 538 al de Cáceres.