•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Instituto de Enseñanza Secundaria Alagón de Coria reformará uno de sus edificios más antiguos que forman parte de las instalaciones del centro educativo. De hecho, el bloque, que tiene más de 40 años de construcción, registra actualmente importantes desperfectos y grietas que van cediendo con el paso del tiempo, explicó el director, José Luis Carpintero. Precisamente, hace unos días, la Consejería de Educación de la Junta de Extremadura ha adjudicado las obras de consolidación de las soleras en el edificio del área de administración. Los trabajos se han concedido a la empresa Urbamon S. L. por 103.311,07 euros sobre un presupuesto base de 114.966,85 euros siendo el 70 % financiado con fondos Feder.

El edificio consta de dos plantas. La primera, donde se encuentran los departamentos de los docentes, no se verá afectada. Los trabajos afectarán únicamente al piso bajo, exceptuando la oficina del director del centro que se mantendrá en el mismo sitio. El resto de los tabiques que separan las distintas oficinas, salas y pasillos de dicha planta se demolerán y volverán a levantarse con una nueva distribución más moderna y adaptada a las necesidades del trabajo diario del centro.

Los servicios que se verán afectados durante las obras, que se prevé duren hasta finales del próximo mes de diciembre, serán la secretaría y la jefatura de estudios que han tenido que ser trasladados y han pasado a la biblioteca de forma temporal. Por ello, la biblioteca ha limitado su servicio y no se podrá permanecer allí para consultar los libros, solo se permitirá entregar y recoger los préstamos.

El arquitecto Manuel Chinchilla, director de la obra y autor del proyecto, explicó que tras la reforma, que afectará a 237 metros cuadrados, quedarán tres despachos nuevos y dos aseos adaptados para personas discapacitadas. "El edificio se ampliará y se reformará con el fin de hacer más fácil el trabajo diario de los trabajadores, de hecho las dependencias contarán con luz natural", afirmó Chinchilla. Por otro lado, José Luis Carpintero aseguró que las obras, que comenzarán en breve, en ningún momento afectarán al desarrollo normal de las clases entre los aproximadamente mil alumnos matriculados.