•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Casi la mitad de las nuevas viviendas construidas el año pasado en Extremadura –en el mercado libre– no han llegado a venderse. Así lo indican los datos del Ministerio de Vivienda y del Colegio Oficial de Registradores, unos estudios que revelan, además, que el número de transacciones inmobiliarias ha caído nada menos que un 20%. Pese a todo los precios siguen sin bajar, aunque el sector ya da síntomas de enfriamiento , especialmente en la provincia de Cáceres.

Los últimos datos oficiales del propio ministerio señalan que el año pasado concluyó la construcción de 7.621 viviendas en la región, de las que solo se vendieron 4.259. Esto supone que los casi 3.500 pisos restantes –el 44,2% del nuevo parque inmobiliario– aún no ha encontrado comprador. Y eso a pesar de que el número de nuevas viviendas en venta fue en el 2006 el menor registrado desde el 2002.

Sin embargo, esta situación no es homogénea en toda la comunidad, y refleja mayores problemas para el sector inmobiliario cacereño. Así, mientras en Badajoz fueron vendidas el 62% de los 4.275 pisos construidos, en Cáceres apenas se compraron el 47,6% de los 3.346 nuevos inmuebles, tal y como publica El Periódico Extremadura.

Pero sin duda el dato más preocupante para el sector es el del Colegio de Registradores, que apunta en su último informe anual que las ventas de nuevos pisos han caído nada menos que un 19,57% en la comunidad extremeña, mientras que las transacciones de viviendas de segunda mano apenas han descendido un 2,85%. En el caso de Cáceres, las ventas de nuevos inmuebles se han desplomado nada menos que un 44 por ciento.

Pero este claro enfriamiento del sector no es aislado en Extremadura. De hecho, las ventas de pisos únicamente aumentaron el año pasado en Navarra.

A pesar de todo el sector no se da por vencido ni se deja llevar por los avisos sobre el posible descenso de los precios. Tanto es así que en el 2006 se batieron todos los registros de construcción de nuevos pisos en Extremadura, puesto que se iniciaron las obras de 10.580 viviendas.

En total en los últimos cinco años en Extremadura han salido al mercado más de 40.000 nuevos pisos, con un ritmo constructor que prácticamente se ha duplicado con respecto al de los años 90. Y es que a pesar de que desde hace unos años se viene avisando desde diversos sectores del posible ´estallido´ de la burbuja inmobiliaria, lo cierto es que hasta la fecha no se ha producido el temido descenso de los precios, aunque sí se detecta un enfriamiento de los mismos.