•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Las denuncias por acoso en el trabajo (tanto de hombres como de mujeres) se han disparado en la región en los seis primeros meses de este año. Tan solo entre enero y junio se han registrado en Extremadura prácticamente los mismos casos que en todo el 2006, una situación que el sindicato UGT Extremadura relaciona con el aumento de denuncias de acoso sexual por la entrada en vigor de la Ley de Igualdad.

Así lo explica su responsable de Igualdad, Marisa Alvarez, quien destaca que "el acoso laboral no es un fenómeno nuevo, sino que está empezando a aflorar más ahora". A su juicio, el incremento está vinculado a la puesta en marcha de la Ley de Igualdad, que define exactamente en qué consiste el acoso sexual en el trabajo (una categoría de acoso laboral). "Además, esta normativa ha contribuido a que la gente esté más concienciada de este problema y exista un mayor rechazo hacia el mismo", apunta.

Concretamente, en este primer semestre se han registrado en la comunidad 26 denuncias por supuesto acoso laboral –dentro de las cuales se incluirían posibles casos de acoso sexual en el trabajo–, mientras que el año anterior se registraron 29 en total. Es decir, en solo medio año ya hay prácticamente el mismo número de casos que en los 12 meses del 2006.

El incremento, aunque más leve, se repite a nivel nacional. Hasta el momento, de acuerdo con los datos del Ministerio de Trabajo, se han registrado 1.097 denuncias por este tipo de situaciones, lo que supone superar ostensiblemente la mitad de las contabilizadas en toda España durante el 2006, cuando se registraron 1.756.