•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El abastecimiento de agua potable en Coria, población de unos 13.000 habitantes, ha recuperado la normalidad después de que se registraran restricciones en el suministro desde el jueves por la tarde hasta el viernes por la noche.

El alcalde, Juan Valle, señaló ayer que los dos depósitos de la Mancomunidad Rivera de Gata, encargados de dar agua a Coria, "están volviendo a recuperar los niveles altos por lo que esta noche –por ayer– el suministro estará normalizado", aseguró. Ambos depósitos disponen de una capacidad total de 5.000 metros cúbicos y "uno ya está a más del 60% de agua y el otro sigue subiendo", explicó.

Valle manifestó que la principal causa que ha impedido a que hubiera un abastecimiento normal ha sido el excesivo consumo de agua de la población que ha llegado a 400 litros diarios por habitante, una cifra muy alejada de la media registrada en el resto de España. De hecho, la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, manifestó recientemente en unas declaraciones que el gasto normal por persona al día es de 180 litros de agua.

Por otro lado, el alcalde cauriense anunció que el lunes podría volver a comenzarse a regar los jardines públicos y agradeció a todos los ciudadanos la colaboración por "haber entendido que hay que racio nalizar el consumo de este bien público", señaló.

Las restricciones en el agua han afectado principalmente alsector de la hostelería y a las viviendas, especialmente, las más altas. De hecho, muchas personas tuvieron que echar mano del agua de pozos de fincas particulares y del pozo de la ermita y muchos hosteleros comprar bolsas de hielo ante la falta de presión del agua que ha afectado a las máquinas de hielo, así como a lavavajillas, lavadoras y calentadores. Las peluquerías han podido prestar servicio normal aunque en algunos casos con mayor lentitud a la hora de lavar las cabezas por la poca agua.

Uno de los centros que no se ha visto afectado ha sido el hospital dado que el edificio dispone de dos amplios depósitos de reserva que, en casos de emergencia, "permite disponer de agua una temporada larga", afirmó el director, Eladio Garrote.