•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El moderado calor registrado durante buena parte del mes de julio han originando un descenso de la demanda de electricidad en los hogares extremeños. Según las primeras estimaciones realizadas por las dos compañías que operan en Extremadura, Iberdrola y Sevillana Endesa, el consumo energético en la comunidad autónoma puede haber descendido hasta un 15% durante este mes respecto al mismo periodo del año pasado.

Los datos no son definitivos porque no se ha valorado todavía el nivel de demanda de estos últimos días, en los que los termómetros han recuperado los valores habituales para estas alturas del año y se han alcanzado los 40 grados centígrados. Pero el hecho de que Extremadura esté disfrutando de uno de los veranos más suaves de las últimas cuatro décadas –tal y como avalan los registros del Instituto Nacional de Meteorología (INM)– está pasando factura a las compañías eléctricas. Por contra, los consumidores van a ser los grandes beneficiados, ya que lograrán una ligera rebaja en su factura de la luz.

De momento, desde Iberdrola, la compañía que tiene el control operativo en la provincia de Cáceres, reconocen que se ha producido un notable descenso en la demanda respecto a julio del 2006. El margen de variación podría llegar hasta el 15% y, como muestra de ello, explican que el día de mayor consumo este verano está muy por debajo del récord registrado durante el mismo mes del año pasado, tal y como publica El Periódico Extremadura.


Galería de imágenes