•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los primeros festejos populares taurinos de Moraleja se han saldado en las últimas horas con seis heridos de diversa consideración. Los jóvenes que han tenido que pasar por la enfermería sufrieron cornadas, golpes y abrasiones durante el encierro y la lidia de dos vaquillas en la noche de ayer, en el inicio de las fiestas y también durante el encierro y lidia de dos vaquillas y un toro esta pasada madrugada. 

Según el parte médico facilitado a esta casa en el encierro de ayer a las nueve de la noche no hubo que lamentar ningún herido, aunque durante la lidia de dos vaquillas al estilo tradicional por las calles del recinto 5 mozos tuvieron que ser atendidos por los servicios médicos, uno de ellos con una cornada. Se trata de un vecino de Moraleja que presenta una cornada en la parte posterior de la pierna izquierda, por debajo del hueco poplíteo con trayectoria descendente de 10 centímetros.

Anuncios

El herido fue trasladado al Hospital Ciudad de Coria para su valoración y posterior tratamiento. Por otra parte, también un ciudadano portugués fue derivado al hospital cauriense tras presentar una contusión y traumatismo craneoencefálico frontal. Por otra parte, en la tarde noche de ayer, de los cinco heridos en el festejo, tres de ellos fueron atendidos en la enfermería con erosiones y contusiones. 

Anuncios

Además durante esta pasada madrugada se produjo un incidente en el encierro de las 5 de la mañana en el que un corredor se dio un golpe en el tobillo izquierdo con un barrote, sin descartar fractura del peroné por lo que fue trasladado al Hospital Ciudad de Coria para su posterior estudio radiológico.

 

Durante la suelta y lidia de dos vaquillas y el toro del aguardiente no hubo que lamentar heridos, aunque como anécdota destacar que la segunda de las vaquillas que se soltó estuvo más de cinco minutos dentro de la Peña El Jolgorio donde los miembros de la organización aprovecharon para echarle la soga y se retrasó la recogida del animal.


Galería de imágenes