Visitantes y locales volverán a vivir un momento único en la Plaza Mayor de Torrejoncillo el próximo 7 de diciembre, donde a las 10 de la noche, cuando se abran las puertas de la Iglesia y salga el estandarte, los centenares de personas que allí se agolpan se fundirán en un mar de vivas y salvas, y sólo el sonido de las escopetas conseguirán aminorar, un poco, al que sale de las gargantas de los vecinos de la localidad.

La diputada de Turismo y Juventud, Elisabeth Martín Declara, ha sido la encargada de presentar La Encamisá, festividad declarada de Interés Turístico Regional, y a la que la Diputación Provincial apoya con una subvención nominativa.

Junto a la diputada ha estado el alcalde de la localidad, Manuel Rodríguez, el presidente de la asociación Paladines de La Encamisá, Miguel Ángel López y los mayordomos, María García y Antonio Sánchez.

La diputada ha animado a pasar estos días por Torrejoncillo, acercarse a conocer la fiesta y disfrutar del dulce típico torrejoncillano, el coquillo, también protagonista de La Encamisá.

Además, ha recordado que esta localidad cuenta con un espacio patrimonial destacado que es la Iglesia de San Andrés Apóstol, Bien de Interés Cultural, cuyo interior ha sido digitalizado e incorporado al programa de Diputación “Cáceres Patrimonio Virtual”.

Por su parte, el alcalde, ha señalado que este año se espera que participen unos 150 jinetes, 120 escopeteros y se ha desplegado un importante plan de seguridad para que pueda celebrarse con normalidad. Sobre esto, el presidente de Paladines – asociación que este año celebra su 50 aniversario- ha hecho un llamamiento a la prudencia para que la fiesta pueda desarrollarse correctamente de acuerdo a la tradición.

En último lugar han intervenido los mayordomos, Antonio y María, “mayordomos de promesa”, que han esperado 10 años para ver este momento. Los mayordomos han explicado que hicieron una promesa a la Inmaculada Concepción, patrona de Torrejoncillo, en 2013 cuando su hijo Rubén – que será el portaestandarte- tuvo un accidente muy grave en Alicante que pudo costarle la vida.

La Encamisa no solo ocurre el día 7 de diciembre, alrededor de esta fiesta, cada año, se diseña un completo programa de actividades culturales y deportivas, además de las que se realizan en los centros escolares y con las personas mayores de la localidad.

El fin de semana pasado han tenido tenido lugar dos momentos simbólicos de la fiesta: el Pregón y la Ofrenda Floral. Y después del 7, dos días claves: el día de la Pura y la Pura Chica, esta última no solo es el cierre de la fiesta sino que es un día en el que los más pequeños toman todo el protagonismo, con actividades para ellos.