La Diócesis de Coria-Cáceres se suma un año más a la campaña «Yo pongo el Belén», iniciativa que nació en la diócesis de Ávila en el año 2015. El impulso parte de la delegación diocesana de personas con discapacidad junto con la asociación belenista de la Diócesis de Coria-Cáceres y con la colaboración de la delegación diocesana de medios de comunicación.

Desde la delegación de personas con discapacidad animan a todas las parroquias a sumarse a la iniciativa y también a todas las familias, asociaciones, colegios, entidades o personas que viven solas.

Según comenta el delegado de personas con discapacidad, José Luis Hernández «se pretende que participen todas las personas de la familia para que el Niño Jesús nazca este año en cada una de las casas».

La familia que así lo desee puede subir una imagen de su belén a las redes sociales con el hashtag #yopongoelbelén #diocesiscoriacaceres o enviarlo a la dirección de correo electrónico [email protected] o al 676 89 09 69, con el fin de compartir las fotografías en las redes sociales de la Diócesis de Coria-Cáceres.

Hernández añade que «con el nacimiento se pretende mostrar que, a pesar de todas las dificultades, la esencia misma de la Navidad nunca se pierde. Poner el belén en casa es un acto de acogida, habla del amor que se ha hecho niño. Es una tradición cristiana donde puede colaborar toda la familia».

El papa Francisco en su carta apostólica, «Admirabile signum», dice que la costumbre de poner el belén en las casas «es un ejercicio de creatividad». Es una tradición que se aprende desde niños y espera que no se debilite y se revitalice donde haya caído en desuso. Además, en la epístola se habla sobre el significado y el valor del belén, que categoriza como un evangelio vivo porque manifiesta la ternura de Dios y contribuye a transmitir la fe.