La localidad de Guadalupe, Patrimonio de la Humanidad desde 1993, y en especial su Monasterio y la plaza de Santa María brillan con las más de 100.000 bombillas que iluminan la localidad durante la Navidad y que permanecerán encendidas desde el día 3 de diciembre al 8 de enero.

Tanto es así, que el alcalde de Guadalupe, Felipe Sánchez Barba, ha explicado en LA MAÑANA de Radio Interior que ha ofrecido de nuevo la Plaza de Santa María para que la televisión autonómica o cualquier otra cadena de televisión se decante por esta población para convertirse «en el mejor plató navideño» que pueda tener Extremadura.

A pesar de ello, considera que ya es demasiado tarde para la celebración de 2022 y que todavía no ha obtenido respuesta por parte de la cadena pública, pero que espera que en un futuro la localidad pueda convertirse en el escenario habitual en Extremadura para comer las uvas.

Anuncios
Anuncios

No obstante no olvida el ahorro energético, durante los fines de semana y los días más señalados se mantendrán iluminadas hasta más tarde, siendo los días entresemana cuando antes se apaguen.

Hace ya 5 años, en 2017, el municipio resultó vencedor del concurso organizado por la compañía italiana Ferrero Rocher para la campaña «Luce tu pueblo». Como premio obtuvo más de 50.000 bombillas, 2.100 metros de cortina de guirnalda y un árbol de ocho metros de altura cubierto por 960 metros de iluminación. Un alumbrado que, año a año, ha ido creciendo hasta superar las 100.000 bombillas, convirtiendo a Guadalupe en uno de los escenarios imprescindibles en la Navidad española.

Prueba de ello es la elección del municipio por parte de Mediaset, empresa propietaria de la cadena televisiva Telecinco, para emitir desde allí las campanadas de fin de año de 2019, presentadas por Paz Padilla y Jesús Vázquez, consagrándose como un enclave sensacional para este evento festivo.