El pleno del Ayuntamiento de Malpartida de Cáceres ha aprobado por unanimidad la solicitud urgente a la Diputación Provincial de Cáceres para que finalice la obra de construcción del colector general de saneamiento de la localidad.

Además, desde el consistorio han indicado que  estudiarán las acciones legales oportunas para dirimir las responsabilidades que puedan derivarse por la inacción por parte de la institución provincial.

Y es que, según se expone en la moción presentada por el Gobierno municipal, se trata de un proyecto redactado y licitado por la Diputación Provincial de Cáceres, institución que también dirigió su ejecución y procedió a la resolución de la misma. «Se trata, por tanto, de la única responsable de su ejecución y, en este caso, de haber dejado la actuación inacabada», han indicado desde el Ayuntamiento de Malpartida.

Anuncios
Anuncios

A esto se suma que, en los últimos días, la institución provincial ha comunicado que aportará un total de 143.374,39 euros para la finalización de la infraestructura, una cuantía totalmente insuficiente, puesto que los propios estudios técnicos realizados por la Diputación estimaban en 450.000 euros los necesarios para su finalización, añade el comunicado emitido por el consistorio.

De hecho, el presidente de la institución provincial y el Diputado de Infraestructuras se comprometieron con el alcalde de Malpartida de Cáceres a asumir, como mínimo, la cantidad no ejecutada en las obras anteriores, que se cifraba en un total de 250.000 euros.

«La inacción y el incumplimiento por parte de la institución provincial está provocando un perjuicio muy grave para los malpartideños, ya que se ha producido una reducción drástica de la capacidad de evacuación, lo que inutiliza la gran inversión realizada hasta la fecha en el tramo construido», argumentan en el comunicado.

Además, genera un cuello de botella que dificulta la evacuación de agua cuando llueve de forma intensa, lo que ha provocado numerosas inundaciones y daños en establecimientos y viviendas en la zona de la entrada de la Plaza Mayor. De hecho, toda la pavimentación de la parte superior de la Plaza Mayor está inacabada, acentuándose el hundimiento de la zona y generando rotura de tuberías y numerosas obras de reposición y arreglo.

Asimismo, hay tramos en la zona que carecen de accesibilidad tanto por la falta de pavimentación como por el constante hundimiento del terreno, lo que ofrece una mala imagen de la localidad, cuando se trata de uno de los principales recursos turísticos del municipio.

«La Diputación de Cáceres está cometiendo un ejercicio de irresponsabilidad política y está faltando el respeto a todos los vecinos. Además, recuerda que son ya más de 3 años los que llevan los malpartideños esperando una solución y que el presidente de la Diputación ni si quiera se digna a reunirse con el alcalde, legítimo representante de los malpartideños», ha indicado públicamente el alcalde de Malpartida.