La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas en Extremadura, y con cada vez mayor representación en el ámbito privado, ha presentado a todos los grupos parlamentarios de la Asamblea de Extremadura un documento que incluye 15 enmiendas parciales a los presupuestos regionales con el objetivo de mejorar los servicios públicos en la región y las condiciones laborales de los trabajadores.

En diversas reuniones celebradas en los dos últimos días con PSOE, Partido Popular, Ciudadanos y Unidas Podemos, el presidente de CSIF Extremadura, Benito Román, les ha explicado la “importancia” de dichas medidas que, de manera consensuada, y en caso de ser aprobadas a través de la iniciativa de los grupos parlamentarios en el proceso de aprobación de dichos presupuestos, “serían fundamentales para dotar de una mayor estabilidad y medios al ámbito público en la región, muy deteriorado en los últimos años como consecuencia, entre otras cuestiones, de la pandemia, que ha llevado al colapso a una serie de servicios públicos y al deterioro de las condiciones laborales de los trabajadores”.

Entre esas enmiendas se encuentra el abono del incremento retributivo acordado en el año 2020 –el 2% de subida salarial- respecto a los meses de enero a noviembre de dicho año, y que no ha sido pagado a los empleados públicos extremeños, como sí ha hecho el resto de las comunidades autónomas.

Anuncios
Anuncios

Además, en otra disposición adicional, se pide que se incluya en las cuentas regionales, que suben este año más de 776 millones, una partida para el abono de la carrera y el desarrollo profesional, y el desbloqueo en aquellos sectores que aún no la tienen implantada.

En este sentido, CSIF desea un compromiso político para eliminar las diferencias retributivas existentes entre los empleados públicos de cuerpos de la misma categoría y que desarrollan su actividad en ámbitos territoriales distintos y, en materia sanitaria, aumentar y adecuar las plantillas ante el grave déficit actual que impide el buen funcionamiento de los servicios sanitarios y asistenciales.

De forma paralela, CSIF está pidiendo una actualización de las cuantías sobre las indemnizaciones por la movilidad voluntaria, así como el aumento del pago por kilometraje. Desde esta organización profesional también se propone la eliminación de la tasa de reposición y una adecuada planificación de los procesos selectivos en las próximas ofertas de empleo público para reducir la temporalidad.

Otro de las enmiendas pide la reducción de horas lectivas del personal docente así como la reducción de la ratio de alumnos o el cumplimiento del acuerdo sobre itinerancias, entre otras cuestiones, como una más adecuada financiación a la Universidad de Extremadura así como la creación de un plan sustancioso de financiación dedicado a la investigación dentro de la UNEx.

En otro orden de cosas, la central sindical insta a una mayor inversión de infraestructuras en la región o mejorar el modelo productivo de la industria, con un plan de industrialización, así como el apoyo a empresas y autónomos, así como al sector agroalimentario, tal y como ha informado el sindicato en una nota de prensa.

Por último, CSIF ha instado a la modificación del artículo 6.2 de la Ley Orgánica 11/1985 de libertad sindical para que la representatividad sindical sea la que esté representada realmente en los organismos e instituciones, y no una ficticia actual, lo que entorpece y mirona el pluralismo reconocido en la Constitución.