Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Puesto de Jarandilla de la Vera y al Grupo de Rescate Especial de Intervención en Montaña (GREIM), junto con el Servicio Aéreo del Cuerpo, han realizado, durante el fin de semana, dos actuaciones de rescate en las comarcas del Valle del Jerte y La Vera.

El primer rescate tuvo lugar en torno a las 14:00 horas del sábado día 12, cuando una patrulla de Seguridad Ciudadana, perteneciente al Puesto de la Guardia Civil de Jarandilla de la Vera, recibía aviso de la Central de Emergencias 062 de la Comandancia de Cáceres, en la que se informaba de que una senderista se encontraba perdida en la zona de la piscina Vadillo, de la localidad de Losar de la Vera. De manera inmediata, la patrulla se desplazó hasta el lugar de los hechos, comprobando que se trataba de una zona de difícil acceso, que se adentraba en la sierra a través de una vereda de animales y que carecía de acceso mediante vehículos.

En la zona se encontraba un grupo de personas, al que pertenecía la senderista perdida y a quien habían dejado de ver desde hacía varias horas. Ante esta situación, y con las personas que allí se encontraban, los agentes organizaron batidas en varias direcciones, siendo difícil avanzar debido a que al salir de la vereda, el terreno montañoso presentaba una abundante densidad de árboles y vegetación.

Anuncios
Anuncios

A las labores de búsqueda se sumó un vecino de la localidad, buen conocedor de la zona, quien colaboró de manera inestimable con los
agentes ayudando a que la mujer fuera localizada, en torno a las 16:00 horas, con síntomas de agotamiento, aunque en perfecto estado de salud, siendo trasladada junto al resto de sus compañeros.

La mujer manifestó a los agentes que se había desorientado y debido a lo escarpado del terreno no había sido capaz de localizar la vereda que la guiara hasta el punto de encuentro.

La segunda actuación de rescate aconteció a las 16:45 horas del mismo día, cuando el Grupo de Rescate Especial de Intervención en Montaña (GREIM), con sede en Barco de Ávila, recibía una llamada telefónica, por parte del componente de un grupo de montaña, comunicando que una integrante del grupo, que estaba realizando la ruta denominada “Carlos V”, había sufrido una bajada de azúcar y presentaba dificultad para continuar andando, debido a que la mujer es diabética y se encontraba mareada, hallándose en la zona del Collado de las Yeguas.

Ante esta situación, y debido a la cercanía del ocaso, fueron activados los servicios del GREIM de Barco de Ávila, así como el helicóptero del Cuerpo, con sede en Torrejón de Ardoz, quienes, a las 18:20 horas, evacuaron a la víctima del lugar, tras realizar la aeronave un apoyo en una zona despejada, siendo transferida a los servicios médicos de Jarandilla de la Vera para su valoración.