La Junta de Extremadura destinará 207 millones de euros para la transformación en regadío de 15.000 hectáreas de superficie en la comarca de Tierra de Barros, de los cuales, 14 millones serán para pagar las expropiaciones y 193 millones para las obras de construcción.

El Consejo de Gobierno  ha dado el visto bueno al convenio entre la Administración regional y la Comunidad de Regantes de Tierra de Barros para  la financiación de esta nueva infraestructura de regadío.

Así, el convenio establece que la Junta de Extremadura aportará la cantidad señalada, que contará con una financiación del 80 por ciento con cargo al fondo FEADER del Programa de Desarrollo Rural, y la Comunidad de Regantes asumirá otros 65 millones de euros para completar el presupuesto total que se fija en 272 millones de euros.

Anuncios
Anuncios

Las obras se llevarán a cabo en los términos municipales de doce localidades: Aceuchal, Alange, Almendralejo, Fuente del Maestre, Mérida, Ribera del Fresno, Solana de los Barros, Torremejía, Villafranca de los Barros, Villagonzalo, Villalba de los Barros y La Zarza.

La toma de agua se hará desde las presas de Alange y Villalba de los Barros y está garantizada por el Plan Hidrológico Nacional. El proyecto se encuentra en este momento en el trámite de expropiaciones, que ya está bastante avanzado, y que la Junta de Extremadura espera pueda estar concluido en el primer trimestre de 2023, momento tras el que se procederá a la licitación de las obras de construcción, según ha informado la consejera de Agricultura, Begoña García.

Además, el proyecto de presupuestos de Extremadura para el año 2023 se han consignado 37.877.023 euros para el regadío de Tierra de Barros, en los que están incluidos los 14 millones para el pago de las expropiaciones.