Los tres grupos parlamentarios de la oposición en la Asamblea de Extremadura, PP, Ciudadanos y Unidas por Extremadura, han denunciado que el PSOE está intentando colar “por la puerta de atrás”, sin garantías jurídicas y obviando informes y trámites preceptivos, la modificación de más de una treintena de leyes, entre ellas los cambios en la extracción de litio.

Y es que PP, Ciudadanos y Unidas por Extremadura han mostrado públicamente su negativa a esta actuación de los socialistas extremeños y han denunciado que es un “abuso” de la mayoría absoluta socialista durante la tramitación del proyecto de ley de mejora de los procesos de respuesta administrativa a la ciudadanía y para la prestación útil de los servicios públicos.

Según han explicado, esta norma impulsada por el Ejecutivo autonómico planteaba la modificación de 27 leyes regionales pero ahora, durante su tramitación en comisión parlamentaria, el Grupo Socialista ha presentado 39 enmiendas parciales a la misma para dar lugar a un texto “totalmente distinto” y que cambia incluso leyes que no estaban contempladas en el proyecto original.

Anuncios
Anuncios

En palabras de la presidenta del Grupo Popular, Cristina Teniente, supone una auténtica «enmienda a la totalidad» del propio PSOE al proyecto elaborado por la Junta, pero sin las debidas «garantías jurídicas y democráticas» que requiere un cambio normativo de esta envergadura.

Así, Teniente ha lamentado también no tener margen de actuación ante una maniobra que «abre un precedente peligrosísimo,  no se puede legislar a golpe de imposición e improvisación, que es lo que hace el PSOE abusando de su mayoría».

En esta misma línea, el diputado de Ciudadanos José María Casares ha lamentado que también se modifican leyes que ya estaban en el texto original como la LOTUS, una norma «muy técnica», cuya modificación requeriría «un estudio más detallado».

Aparte de este asunto, también se ha puesto el acento en los cambios introducidos en la tramitación de los proyectos de litio, que consideran «cuestiones sustanciales en esas enmiendas que exigían su estudio legal correspondiente».

Sobre esta cuestión también se ha referido la presidenta del grupo de Unidas por Extremadura, Irene de Miguel, que según ha dicho pondrá «alfombras rojas» a los proyectos de extracción de litio al poder ser designados «de interés autonómico», lo que supone ‘de facto’ limitar la autonomía local para su autorización o que tengan beneficios durante su tramitación por parte de la administración pública.

En el bando contrario, y como repuesta a la oposición extremeña, la diputada socialista Estrella Gordillo ha reconocido que se trata de un texto «complejo» por la «amplitud de materias» y por la «variedad» de cambios que propugna, pero ha remarcado que su objetivo es «mejorar los procesos de respuesta administrativa a la ciudadanía, destacando la utilidad y la calidad de los servicios que se presta a los ciudadanos».

Con respecto a la polémica sobre los cambios introducidos en la tramitación de proyectos de extracción del litio, Gordillo ha explicado que se establece la posibilidad de que estas concesiones puedan tramitarse como Proyectos Empresariales de Interés Autonómico. No obstante, ha remarcado que se establecen «todas las garantías» para los ayuntamientos, al aclarar que, en el caso de las licencias urbanísticas, que según su propia normativa pueden ser sustituidas en trámite de consulta, en los casos de extracción del litio esta posibilidad no será de aplicación por la «especial naturaleza» de los mismos.