Agentes de la Policía Local de la capital pacense han procedido a la detención de una persona a la que sorprendieron cuando transportaba en el interior de un vehículo 52 gramos de cocaína que iban ocultos en una caja de fruta.

Este suceso ocurrió en la Cañada Real Sancha Brava, lugar en el que los agentes detectaron cierto nerviosismo en un conductor que tenía un vehículo estacionado y quien fue detenido al confirmar que portaba un paquete que contenía droga.

Los agentes detectaron en la caja más de 50 gramos de cocaína, cantidad que el mercado negro hubiera permitido la venta de unas  780 dosis.

Anuncios
Anuncios

.-En la foto de archivo, agentes de la Policía Local de Badajoz.