CCOO de Extremadura estima que la subida del paro en el mes de septiembre era previsible, por el fin de las campañas agrícolas y la caída de la actividad hostelera y turística, pero señala que hay que tomar medidas para que en los próximos meses se mantenga una tendencia positiva en el mercado de trabajo, puesto que la situación económica genera incertidumbres.

El aumento del paro el mes pasado es menor al registrado en el mismo mes de otros años previos a la pandemia, pese a que estamos en un contexto de fuerte subida de la inflación y una coyuntura internacional difícil. La reforma laboral sigue dando frutos positivos, consolidándose una tendencia al aumento de la contratación indefinida frente a la temporal.

Desde CCOO se advierte que, una vez más, aumenta la brecha de género en el empleo, ya que el aumento del paro el pasado mes se ceba en las mujeres. De las 87.407 personas en paro, 55.250, un 63 por ciento, son mujeres. También es preocupante, la situación de la población joven, que sigue sufriendo los peores datos de contratación y calidad de empleo.

Anuncios
Anuncios

CCOO considera que hay que seguir tomando medidas para contener la inflación y que esta afecte lo menos posible a la recuperación económica.

En todo caso, CCOO insiste en que es necesario que el empresariado, que está obteniendo importantes beneficios y ha trasladado a sus márgenes comerciales el alza de los productos energéticos, acepte subir los salarios para que se puedan mantener el poder adquisitivo de la población y con ello el consumo interno, pues una caída de este provocaría un retroceso de la economía.

Por otra parte, el sindicato valora las medidas del Gobierno para que haya una armonización fiscal en todo el país, puesto que una competencia entre comunidades solo beneficiaría a las más ricas y sería un grave problema para Extremadura, lo que a la postre repercutiría negativamente en atracción de inversiones y creación de puestos de trabajo.