Desde esta organización agraria lamentan que esta “tormenta perfecta” ha obligado a los ganaderos a alimentar a sus animales con forrajes y piensos, viéndose obligados a asumir la fuerte subida de los precios del 40% con respecto al año anterior.

Además, UPA-UCE Extremadura advierte que miles de explotaciones extremeñas continúan con problemas de abastecimiento de agua para los animales y que estas últimas lluvias no han conseguido resolver. “La línea de ayudas para sectores tan castigados como el vacuno, el ovino o avícola ha sido claramente insuficiente y ha dejado fuera a sectores muy potentes dentro de la ganadería extremeña como el porcino ibérico y la apicultura”, ha criticado el secretario general de UPA-UCE, Ignacio Huertas.

Anuncios
Anuncios

Con respecto al porcino ibérico, desde esta organización agraria destacan que tanto el censo de reproductoras como de animales de cebo está descendiendo de manera significativa en Extremadura y, aunque aparentemente los precios son altos, realmente no sirven para cubrir los costes de producción. “Esto puede llevarnos a una situación insostenible”, mantiene Huertas.

Por tanto, desde UPA-UCE insisten en que seguirán reivindicando, tanto a nivel nacional como regional, la puesta en marcha de “ayudas concretas” para estos sectores ganaderos, al igual que para el olivar y el viñedo en el caso de la agricultura. “Como ya hemos reclamado en las distintas mesas con las administraciones, los ganaderos extremeños necesitan que se pongan en marcha préstamos con ayudas directas a la amortización de capital”.

En lo que respecta a las declaraciones del ministro de Agricultura durante la inauguración de la Feria, desde UPA-UCE se muestran “muy decepcionados” por el planteamiento optimista de Planas, precisamente en una región fuertemente castigada por la sequía que está amenazando la continuidad y viabilidad de miles de explotaciones familiares que tienen en la ganadería su modo de vida. “Lejos de mejorar, la situación de los ganaderos sigue empeorando más cada día y el campo extremeño necesita ayudas concretas y urgentes”, defiende Huertas.

Por ello, UPA-UCE ha instado hoy desde Zafra al ministerio de Agricultura y a la Junta de Extremadura a que se involucren de verdad en el cumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria para que se pueda garantizar, de una buena vez, que ningún productor cobre por debajo de lo que le cuesta producir.

Por otro lado, de cara a la próxima montanera, tenemos especial preocupación por la situación climática de la próxima otoñada, que va a ser fundamental tanto para la hierba como para el desarrollo de la bellota, así que como los precios para la categoría de bellota, ya que después del esfuerzo económico que han realizado los ganaderos para llevar a los animales al final del proceso que es la montanera, pueden encontrarse con pérdidas cuantiosas si no se pagan precios acordes con la subida de costes de producción que han tenido.