La Guardia Civil ha detenido a un vecino de Vigo por un supuesto  delito de tráfico de drogas al intervenirle 8 kilogramos de hachís.

En la mañana de este pasado martes, dentro de los dispositivos de servicio establecidos para la prevención de acciones delictivas en la carretera BA-020, próxima a la frontera con Portugal y dentro del término municipal de Badajoz, agentes de la Guardia Civil de Badajoz dieron el alto a un  turismo con placas de matrículas portuguesas.

Conductor que al percatarse de la presencia de los agentes, hizo caso omiso a las señales de detención y emprendió la fuga en dirección opuesta. Siendo interceptado en los accesos a esta capital pacense. En la identificación del vehículo de alquiler y de su conductor un vecino de la ciudad pontevedresa de Vigo, se pudo averiguar que el mismo tenía perdida de vigencia del permiso de conducción de vehículos a motor. En la inspección del turismo los agentes hallaron ocultos en el habitáculo de la rueda de repuesto diez paquetes que contenían un total de 8 kilogramos de hachís y en asiento del copiloto una mochila que portaba en su interior un sobre con 3.000 euros en billetes de 50 euros.

Anuncios
Anuncios

​De las gestiones practicadas, se pudo saber que procedía de Sevilla y su destino final era la localidad de residencia. Lugar donde supuestamente sería distribuido el hachís intervenido.

Con las pruebas incriminatorias, se procedió a su detención por un supuesto delito contra la salud pública, que junto con las diligencias instruidas por los hechos, han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Badajoz decretando la Autoridad Judicial su ingreso en prisión.